Hipoteca y Divorcio

Hipoteca y Divorcio

16 marzo, 2022 | Alba Tebar


Last Updated on 2 semanas by Antonio Beltrán

El matrimonio es sinónimo de seguridad para los bancos. Estos estarán más predispuestos a conceder una hipoteca si saben que cuentas con dos fuentes de ingresos distintas, ya que la estabilidad económica de una pareja suele ser mucho mayor que la de una sola persona. Sin embargo, el divorcio puede provocar la incapacidad de abonar el préstamo hipotecario de manera autónoma, sobre todo si la cantidad que queda aún por pagar es bastante elevada. Y es en este punto donde empiezan los problemas y surgen las dudas.

¿Qué puedes hacer para “desunirte” de esta hipoteca con tu ex? ¿Cuál es la mejor opción que tienes para hacerle frente? Desde Hipotecasplus nos ofrecemos como expertos en el sector, para acompañarte a lo largo de este proceso y aconsejarte con las mejores alternativas de qué dispongas. Además, puedes solicitar información sobre qué hipoteca se adaptaría mejor a tu caso, ¡sin ningún tipo de compromiso!

¿Influye el régimen económico matrimonial en la hipoteca?

Si te estás preguntando hasta qué punto tiene alguna implicación tu régimen matrimonial en la concesión de la hipoteca, no te preocupes: no influye en nada. Tanto si tienes bienes gananciales como separación de bienes, las entidades bancarias estarán predispuestas a hacerte un préstamo de hipoteca. Lo único importante aquí es disponer de los suficientes ingresos mensuales para que los bancos vean económicamente viable la operación.

Bienes gananciales

En el caso de tener gananciales, significa que los bienes o ganancias de alguno de los miembros de la pareja -en el caso que nos ocupa, el inmueble- son automáticamente de los dos a la vez.

Separación de bienes

En cambio, en el caso de la separación de bienes, cada miembro tiene su patrimonio diferenciado del otro miembro de la pareja. Cada uno es responsable de las propias obligaciones y es titular de los bienes que haya adquirido, independientemente del otro.

¿Qué hacer con la casa en caso de divorcio?

Cuando llega un divorcio, aflora el dilema de la repartición de bienes, entre los cuales se encuentra la vivienda. Te puede surgir la duda de si es mejor vender la casa o que se la quede uno de los dos.  Sea como sea, te explicamos el caso más común: la extinción de condominio, regulada por los artículos 400 y 406 del Código Civil.

Extinción de condominio

Cuando uno de los miembros de la pareja se queda con la totalidad de la vivienda, hablamos de extinción de condominio. Suele ser la opción más común en caso de divorcio o separación, ya que implica unos costes fiscales mucho menores que acudir al notario y firmar una escritura de compraventa. El miembro de la pareja que ceda al otro su parte del piso suele recibir a cambio una compensación económica por el valor del bien inmueble correspondiente.

¿Qué valor le damos al inmueble?

Imaginemos que ambas partes han acordado que la vivienda en común vale 200.000 €. Por lo tanto, la parte que se queda con la vivienda debe entregar a la otra 100.000 €. Y pagara el impuesto de actos jurídicos documentados sobre los 100.000 €.

Pero ¿qué ocurre si el valor de referencia de la vivienda es de 250.000 €? En este caso habrá que calcular la base imponible sobre 125.000 € para liquidar el impuesto de actos jurídicos documentados y habrá que pagar 125.000 € al que vende la vivienda en lugar de los 100.000 € acordados.

¿Y si no estas de acuerdo con el valor de referencia y consideras que vuestra vivienda vale menos?

Tendrás que impugnar el valor de referencia de Catastro y demostrar porque esta equivocado.

Si vas a solicitar una hipoteca para comprar la parte de tu ex, el banco exigirá que declares por el valor de referencia, no permitirá que lo hagas por menos aunque hayas pactado con tu ex otra cosa.

¿Cómo ven los bancos la solicitudes de hipoteca de extinción de condominio?

Los bancos en general lo ven como un problema. Cuando erais pareja, comprasteis la casa a través de un préstamo hipotecario. Y ahora, aunque hayas pactado con tu ex que uno de los dos adquirirá el 100% de la vivienda, el banco no está obligado a quitar al otro miembro como deudor.

Por lo tanto, tu puedes firmar una extinción de condominio y cederle el piso a tu ex, pero seguir siendo deudor de la hipoteca a efectos prácticos.

En estos casos, la única opción que queda es conseguir que tu entidad bancaria apruebe un nuevo préstamo hipotecario en el que solo figure como propietario el miembro de la pareja que haya comprado al otro la totalidad del inmueble. Así, quedará un nuevo préstamo con un solo deudor y propietario, y el otro miembro de la pareja se desvincula totalmente de este inmueble, material y económicamente. Eso sí, esta opción no siempre será fácil de conseguir. Y es que, como hemos remarcado al principio del artículo, las entidades bancarias se encuentran más cómodas y seguras con dos deudores (porque significan más ingresos y más seguridad económica) que con uno de solo. Por lo tanto, todo dependerá del grado de solvencia económica del nuevo miembro de la pareja que se quiera quedar con la totalidad de la propiedad.

De todos modos, y tal como habrás ido comprobando a lo largo del artículo, afrontar un divorcio no es nada fácil. A la carga sentimental, se le añade la carga hipotecaria y el papeleo correspondiente. Por este motivo, contar con expertos en el sector que te aconsejen lo mejor para ti, puede suponerte un gran alivio. Si tienes cualquier problema o consulta, no dudes en contactar con Hipotecasplus. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Te pueden interesar otros artículos:

  1. Extinción de condominio.
  2. El mal reparto que se hace del domicilio familiar cuando las parejas se separan.
  3. Hipoteca y divorcio. La extinción de condominio. 



2 respuestas a “Hipoteca y Divorcio”

  1. Hola. Yo tengo un caso de un divorcio contencioso entre mis padres. No se ha llegado a un acuerdo tras 5 años de juicios, con lo cual todavía no se ha establecido una división (extinción) del condominio de un piso a gananciales. Él es funcionario y cobra más de 2000 euros. Ella desempleada y enferma cobrando una compensatoria neta de unos 350 euros. Hipoteca a medias. No se ha hecho atribución de la vivienda pero Ella (la parte desfavorecida) tiene que vivir necesariamente en ese piso, siendo lo único que posee a su nombre ya que tuvo que vender una pequeña propiedad privativa para poder sobrevivir con la escasa manutención. Por su parte Él ha estado viviendo a costa del Estado hasta hace poco y recientemente ha vendido también una propiedad privativa que le ha generado unas ganancias importantes. La intención de Él es vender el piso a toda costa y Ella quiere quedárselo para poder vivir. Eso o la calle porque no da para alquiler; obvio. Si no hay un acuerdo en este último juicio, qué posibilidades hay de que el piso pase a subasta? Eso implicaría el DESAHUCIO de la parte desfavorecida si no pudiera hacer frente a los pagos o lo adquiriera otra persona? Nótese que los hijos no podemos hacer nada por ambos ya que sufrimos las consecuencias del escaso mercado laboral español. La información es concisa, objetiva y demostrable. Gracias y un saludo.

    • Hola Javier,
      Siento no poder informarte, no somos abogados.
      Debéis acudir a un abogado para que os informe y os guíe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hipoteca y Divorcio
Hipoteca y Divorcio
Hipoteca y Divorcio
Hipoteca y Divorcio
Hipoteca y Divorcio
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162