¿Me cubre la placa solar el seguro de mi vivienda?

29 marzo, 2023 | Antonio Beltrán

El sector de los seguros es muy extenso y variado y a muchas personas y familias les surgen importantes dudas a las que muchas veces no encuentran una respuesta precisa y adecuada.

Desde Hipotecas Plus queremos ofrecer nuestra ayuda.

Una pregunta cada vez más frecuente es la siguiente:

¿Me cubre la placa solar el seguro de mi vivienda?

Y como a nosotros nos gusta dar información clara y directa que despeje dudas, vamos a tratar de dar la mejor respuesta, y después aclaremos cuestiones muy necesarias.

La respuesta es: Sí, que debería cubrirla, pero es muy importante que te asegures revisando tu póliza o mejor preguntando directamente a tu compañía.

¿Qué queremos decir con que “¿Sí, pero… asegúrate…”?

Es sencillo de explicar.

Como en el mercado existen tantas aseguradoras, seguros, limitaciones, exclusiones, etc., resulta complicado dar una única respuesta clara y tajante.

Las placas solares no siempre están cubiertas, aunque debería ser así.

¿Las placas solares son continente o contenido?

Si la compañía considera la placa solar como continente es muy probable que la cubra.

Pero si la placa solar no es contemplada como continente, puede ser que no esté cubierta.

Muchas compañías consideran las placas solares como parte del continente, aunque también las hay que las consideran contenido.

Lo más lógico es que se le considere como continente, al ser las placas solares instalaciones fijas que forman parte de la estructura de la casa.

Si la placa solar es considerada continente, como decimos, es mucho más fácil que la cubra el seguro.

Pero el mundo de los seguros es muy variado, y entonces existen aseguradoras que las consideran contenido.

En este caso, deberá de haberse especificado al momento de contratar el seguro la cobertura de la placa solar.

Importante: Sí has instalado placas solares posteriormente a la contratación del seguro, deberás comunicárselo a la compañía.

¿Qué pasa si no tengo la placa solar cubierta?

Te recomendamos que contrates las coberturas necesarias para que las placas o paneles solares de tu vivienda se encuentren cubiertos.

Y lo hacemos por estas razones:

Son elementos caros.

Se encuentran instalados a la intemperie, por lo que padecen totas las inclemencias meteorológicas.

Aunque permiten un ahorro importante de dinero en las facturas de electricidad, la instalación de placas solares cuesta entre los 4.000 y 7.000 €.

Se trata de una inversión, pero al suponer un importante coste inicial, conviene que nos cubramos especialmente por daños sufridos, por responsabilidad civil y también por robo.

¿Qué tipo de coberturas debería tener mi seguro de hogar respecto a la placa solar?

Daños materiales: estaremos así protegidos de todos los deterioros que sufran nuestras placas solares.

Daños eléctricos: todos los problemas que pueda experimentar la placa como consecuencia de su instalación eléctrica.

Robo: Puede ocurrir en cualquier momento, y deberemos estar cubiertos.

El robo rompe por completo las expectativas de ahorro y de inversión que suponen las placas solares, si no contamos con su cobertura en el seguro de hogar.

Responsabilidad civil: Antes de instalar placas solares nuestro hogar deberá contar con la cobertura de responsabilidad civil. Es decir, los posibles daños a terceros que desde nuestro hogar se pudieran ocasionar.

Obra civil: esta cobertura nos protege en el caso de que se formalicen reclamaciones después de haber instalado placas solares en la fachada o en el tejado.

¿Supondrá una gran ventaja tener instaladas placas solares en mi hogar?

Las placas o paneles solares constituyen un recurso energético que cada vez se encuentra más extendido.

Y su popularidad se encuentra más que justificada.

Con las placas solares se consigue energía y esta puede usarse de la misma manera que la que se obtiene mediante corriente eléctrica.

Pero también conviene saber que su potencia es un poco menor.

De ahí, que en muchos casos se utiliza como complementaria de la corriente eléctrica.

Aun así, supone dos grandes ventajas:

– Se consigue un gran ahorro en las facturas de la electricidad.

– Contribuyes a cuidar el medio ambiente, nuestro planeta, en definitiva.

La energía obtenida a través de las placas solares se enmarca en la categoría de las energías renovables o energías limpias.

Es decir, no resulta una energía contaminante, como sí que lo son las energías tradicionales como el petróleo, carbón y el gas natural. Estas fuentes causan los gases efecto invernadero y residuos tóxicos.

Además, las fuentes de energía tradicionales al ser combustibles fósiles no son renovables. Con el tiempo serán cada vez más escasas.

Sin embargo, la luz, el viento; son fuentes de energía renovable; no se agotan.

– Otra ventaja viene por la vía de las administraciones. Por la instalación de placas solares, se conceden ayudas e incentivos tanto a empresas, instituciones y particulares.

Por ejemplo, en España, desde el Gobierno Central y el de las Comunidades Autónomas se otorgan subvenciones que cubren entre el 25% y el 50% del coste.

Muchos ayuntamientos además ofrecen beneficios fiscales.

Y no te olvides de las hipotecas verdes:

Las hipotecas verdes permiten financiar la compra, la construcción o rehabilitación de una vivienda sostenible con mejores condiciones. Se busca así incentivar la compra de viviendas con buena calificación energética.

Conclusiones

Nuestro seguro de hogar debería cubrir la placa solar, pero es muy importante que revises tu póliza para ver si es así.

En cualquier caso, resulta muy conveniente preguntar directamente a tu compañía para tu mayor tranquilidad.

Si tu aseguradora considera la placa solar continente, tienes muchas más probabilidades de que la placa solar esté cubierta.

Si tu compañía la considera contenido, deberá haberse especificado claramente en el momento de la contratación del seguro.

Avisa a tu compañía si instalas placas solares después de la contratación del seguro.

Las placas solares te suponen sustanciales ventajas: ahorro considerable en la factura de la electricidad, mejores condiciones en tu hipoteca, ayudas al cuidado del planeta y consigues ayudas para su instalación y posibles beneficios fiscales.

Todas estas ventajas estarán mucho mejor garantizadas si tu seguro incluye las coberturas para placas solares: daños materiales, robo, de obra civil, daños eléctricos, y responsabilidad civil.