¿Cómo es el comprador de viviendas?

¿Cómo es el comprador de viviendas?

10 abril, 2018


Seguramente muchos de los que compran vivienda o la han comprado en el pasado imaginan al comprador como alguien que busca su vivienda habitual para él o su familia y que en algunos casos cuando ha terminado de pagarla o ha avanzado en su desembolso adquirir una segunda propiedad. 

Aunque muchos de los compradores cumplen este estereotipo no deja de ser cierto que, cada vez más, se crean y amplían diferentes intereses que llevan a tomar una decisión tan importante como invertir en vivienda y por esto la tipología del comprador es muy diferente y con ello su forma de actuar y o que busca en la vivienda.

Diferentes tipos de comprador de vivienda

El que compra su primera vivienda

Como hemos adelantado, es el tipo más habitual, pero dentro de estos la variación es enorme, desde los jóvenes a matrimonios o parejas con niños. Estas distintas circunstancias personales son las que determinan los requerimientos que se busquen en la vivienda.

En general, son el tipo de comprador que es más proclive a la compra de vivienda nueva y mira y compara menos, su compra es más impulsiva, pero también es el que generalmente necesita más ayuda y asesoramiento porque tiene mucho menos conocimiento en todos sus puntos, desde impuestos a financiación. 

El que busca mejorar sobre su antigua vivienda

La experiencia es un grado y se nota en el que va a buscar una segunda vivienda para mejorar su vivienda inicial. En este grupo los hay que aprovechan su antigua vivienda para venderla y así tener que pagar menos hipoteca o los que la arriendan para con esta cantidad abonar la cuota mensual.

Sea de una forma u otra se trata de un comprador más exigente, que normalmente busca mejorar de zona o hacerse con un inmueble más grande y con prestaciones superiores. También conoce mejor los trámites, la gestión de financiación y no tiene tanta prosa por hacerse con la vivienda con lo que es más exigente en los requerimientos y también en las condiciones, incluyendo rebaja de precios. 

El que pasa de alquilar a comprar

Suelen ser personas que tras consolidar su situación económica deciden dar un paso importante y destinar estos pagos de alquiler a la cuota de una hipoteca para hacerse con una vivienda en propiedad. Esto les hace especialmente cuidadoso en el precio de la vivienda que determinará las cuotas a pagar.

No es tan exigente o no busca tanto mejorar la vivienda, en cuanto a número de habitaciones o metros cuadrados sino se centra más, especialmente si ya lleva años de alquiler, en “replicar” o tener parecidas condiciones de su vivienda en alquiler en su vivienda en propiedad, por ello es más selecto a la hora de elegir vivienda.

El que compra para alquilar

Es un comprador clásico pero que ha cambiado en los últimos años, especialmente por el boom de la vivienda para alquiler vacacional por periodos cortos. Por ello hay que distinguir el que compra para ese fin que el que lo hace para alquileres tradicionales de larga duración.

El primero lo que más importa es la zona, buenas áreas de costa (especialmente cerca del mar) y del centro de las grandes ciudades. Según sea la zona y las posibilidades de alquiler deja reservado parte de su inversión para reformar la vivienda para que cumpla los requisitos para este tipo de alquileres.

El que compra para alquiler de larga duración no es tan selecto en las zonas, puede comprar en zonas de periferia de las ciudades. Tampoco deja tanto dinero para reformas y aunque hay alquileres en zonas Premium lo más normal es que lo haga en zonas de renta media.

El inversor que busca vender con plusvalías

Lo más importante de este tipo de comprador es que si hasta hace poco era sólo era una minoría ahora son muchos los ahorradores que animados por los bajos tipos de interés se han animado a comprar para vender.

Lo importante es la plusvalía, buscar muchas veces pisos a los que hay que hacer una reforma para poder sacarlos al mercado a un precio superior. Son muchas las zonas las susceptibles de comprar para alquilar, pero de nuevo, como en los alquileres vacacionales son áreas de mayor demanda como centros de ciudades y zonas turísticas.

Sea cual sea el comprador, la clave de cualquier operación está en conseguir la mejor financiación como con Hipoteca Plus, con la que puedes conseguir hasta un 100% del importe del inmueble.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo es el comprador de viviendas?
¿Cómo es el comprador de viviendas?
¿Cómo es el comprador de viviendas?
¿Cómo es el comprador de viviendas?
¿Cómo es el comprador de viviendas?