Consejos a la hora de vender una vivienda

Consejos a la hora de vender una vivienda

28 marzo, 2018 | Antonio Beltrán


El mercado de compraventa de vivienda sigue muy activo, de hecho, es rara la semana en la que no sea noticia el alza de los precios o se especula sobre una posible nueva burbuja inmobiliaria. Los datos reales confirman este optimismo a la vez que desmienten cualquier atisbo de burbuja. La buena marcha de la economía y el buen comportamiento del mercado hipotecario siguen siendo favorables para la demanda de viviendas.

Los últimos datos de compraventa de vivienda facilitados por el Consejo General de Notariado correspondientes al mes de febrero de 2018 confirmaron esta alza continua, pero moderada, hasta alcanzar las 39.945 transacciones, un 2,7% más que hace un año. De hecho, el precio promedio por metro cuadrado de las viviendas vendidas fue de 1.349 euros, sin variación en tasa interanual.

Esta confluencia de información, muchas veces contradictoria, hace difícil tomar una decisión tan trascendental como elegir el momento y la forma en las que poner en el mercado con éxito un inmueble. Pero con estos consejos a la hora de vender una vivienda lo tendrás más fácil.

¿Cuándo vender?

El primer punto importante es saber si es buen momento de compra, si podemos esperar para sacar mejor precio o lo contrario. Para ello, debemos analizar tanto la coyuntura económica actual como sus perspectivas en puntos clave como:

  • Crecimiento económico, creación de empleo y su influencia en el aumento de renta en los hogares.
  • Confianza de los consumidores con respecto a la evolución de la economía, algo fundamental cuando se toma una decisión tan importante como comprar una vivienda que se financiará en la mayoría de los casos durante muchos años.
  • Condiciones financieras, tanto por la situación de los tipos de interés, como en la facilidad en la concesión de las hipotecas ya sea por mayor competencia entre entidades o su disponibilidad de fondos.

Unas circunstancias económicas favorables facilitan la venta y con mejores condiciones, pero toda venta implica una variación patrimonial; es decir, una ganancia o pérdida que tributa en el Impuesto sobre la Renta, y que hay que tener también muy en cuenta a la hora de vender una vivienda.

Así, por ejemplo, muchas veces es interesante vender una propiedad con minusvalías para poder compensar con otro tipo de ganancias y lo contrario, si existen ganancias ver como disminuir el pago de impuestos compensándolos con otro tipo de minusvalías. No hay que olvidar que estas se pueden compensar en el ejercicio en el que se ha realizado la operación y en los cuatro siguientes.

He decidido vender ¿Cómo hago mi casa más atractiva?

Si ya hemos decidido que es la hora de vender nuestra casa ahora es necesario hacerla destacar para poder conseguir la venta lo más rápida posible y con la menor rebaja sobre nuestro precio inicial. No podemos olvidar que “competimos” con miles de viviendas y de vendedores que buscan lo mismo que nosotros. Por ejemplo, un portal como Idealista.com supera actualmente los 50.000 anuncios de venta en la Comunidad de Madrid o las 68.000 en la provincia de Barcelona.

  • Por esto, el primer filtro está en hacer destacar el anuncio. Más allá de las opciones de pago que ofrecen los principales portales, para lograrlo debemos combinar dos aspectos, tanto la descripción de este que incluya la información fundamental de la vivienda de forma clara y amena como las fotos que le acompañen que sean cuidadas y atractivas. Si es posible siempre es positivo añadir formas novedosas de mostrar la vivienda como vídeos, fotos panorámicas o perspectivas 360 grados.
  • ¿Es mejor vender nuestra casa vacía o amueblada? La respuesta no está tanto en optar ente una y otra, sino en si elegimos cualquiera de estas dos opciones saber destacarla y eliminar errores.

Así, si la casa está amueblada el primer paso está en despersonalizarla, quitar elementos que nos relacionan como fotos o cuadros personales y sustituirlos por otros neutros; el segundo punto está en la conservación de los muebles y el resto de los elementos, siempre es necesario realizar invertir en la venta, es decir en dejar todo en perfecto estado y por último dejemos la casa en perfecto orden para conseguir la mejor impresión.

Si la casa está vacía debemos muchas veces es menos apetecible, ya que el comprador no ve claramente todas sus posibilidades. Para paliarlo debemos cuidar al máximo todos los detalles, que esté perfectamente pintada, especialmente con colores claros o neutros, con los suelos en perfecto estado y apoyándonos en una correcta iluminación. Todo tiene que llevar al comprador que imagine que esta casa es la que deseaba.

  • Toda vivienda tiene puntos fuertes, pero también débiles, debemos saber destacar los primeros para que no tomen importancia los segundos. Ya sean de la propia casa o del entorno deben ser prioridad a la hora de describir la misma o cuando el futuro comprador la visite.
  • Por último, a la hora de cerrar el acuerdo a través de un contrato de arras este debe ser lo suficientemente equilibrado para en sus garantías para satisfacer a ambas partes, que el comprador no vea una penalización muy fuerte en caso de no cerrar la compra y el vendedor que sea garantía suficiente hasta que la venta se formalice.

No hay que olvidar que para finalizar la venta al comprador le queda un paso fundamental, lograr financiación con las mejores condiciones, como la que te ofrecemos desde Hipotecas Plus.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consejos a la hora de vender una vivienda
Consejos a la hora de vender una vivienda
Consejos a la hora de vender una vivienda
Consejos a la hora de vender una vivienda
Consejos a la hora de vender una vivienda