El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%

El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%

31 enero, 2021 | Antonio Beltrán


Last Updated on 1 mes by Antonio Beltrán

El Euríbor inicia el nuevo año con un nuevo mínimo histórico y ya es el sexto consecutivo. Cierra enero del 2021 en el -0,505%, lo que supone una caída interanual de 0,252 puntos. Este nuevo dato implica que las hipotecas que se revisen con él también se abarataran, como lo llevan haciendo en los últimos 6 meses.

Las cuotas mensuales de las hipotecas que se revisen, bajaran independientemente de si la revisión es trimestral, semestral o anual, ya que el Euribor nunca ha estado tan bajo.

El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%. La banca ya lleva varios años acostumbrada a su particular problema con el principal indicador del precio de las hipotecas y trata de minimizar daños en sus ingresos por vía hipotecaria, a través de la comercialización atractiva de las hipotecas a interés fijo.

Las hipotecas fijas ganan cada vez más terreno a las hipotecas variables

Las hipotecas fijas llevan ganando porcentaje a las hipotecas variable mes tras mes y se pronostica que puede ser el 2021, el año en el que la cantidad de hipotecas firmadas a interés fijo supere la cantidad de hipotecas variables.

Las hipotecas fijas se venden por parte de las entidades financieras con la idea de que dan tranquilidad al cliente hipotecado y además a un interés muy bajo, nunca visto en otras épocas.

No cabe duda que las hipotecas a interés fijo son cada vez más interesantes, y que el cliente gana en serenidad, sabiéndose protegido ante grandes subidas del Euribor, aunque puede que finalmente con una hipoteca variable ahorre más dinero.

El Euribor va a continuar seguramente durante muchos meses en zona negativa, máxime cuando todavía no se ve una salida clara de la crisis por el coronavirus y de sus terribles consecuencias.

El Euribor seguirá con valores tan bajos o incluso más negativos mientras no se vislumbre una salida de la pandemia

Se habían depositado muchas esperanzas con las vacunas anticovid cuando se inició la campaña el 27 de diciembre de 2020. Se pensó que nos conducirían a un final cercano para la pandemia y de sus inmensas nocivas repercusiones. Ahora las expectativas se están ensombreciendo por los retrasos de las entregas de las vacunas Pfizer y el preocupante aviso de Astrazeneca de enviar un 60% menos de dosis en el primer trimestre de 2021.

Estas alarmantes circunstancias están desencadenado un auténtico conflicto entre la Unión Europea (UE) y las compañías farmacéuticas, que podría llevar a que la UE utilice el artículo 122 del Tratado de la Unión, que le permitiría requisar legalmente las vacunas por incumplimiento del contrato por parte de una farmacéutica.

Con este panorama de esperanza ensombrecida, el Banco Central Europeo (BCE), sigue vislumbrando incertidumbre y riesgos sobre la Eurozona.

La pandemia, situada ahora en la tercera ola, continúa causando estragos sociales, sanitarios y económicos muy difíciles de digerir y el BCE sigue poniendo en marcha todos los instrumentos de que dispone para afrontarla. El programa extraordinario de compras de deuda, conocido como PEPP, se eleva hasta los 1,85 billones de euros. Además, se cuenta con las inmensas inyecciones de liquidez a los bancos, conocidas por los TLROs.

El BCE trata de afrontar los desastres provocados por el Covid-19 y de garantizar un fácil acceso a la financiación, tanto para las empresas como para los Gobiernos de la Eurozona. Y esto no termina aquí. Cristine Lagarde, presidenta del BCE, señaló en su rueda de prensa del pasado consejo de gobierno del 21 de enero, que pueden ser usados todos los instrumentos disponibles y “no hay nada que no esté sobre la mesa”.  Esto significa que puede rebajarse el tipo de interés correspondiente a la facilidad de depósito, que actualmente se encuentra en el -0.50% y que actúa como línea invisible de la trayectoria del Euribor.

La tasa de depósito es lo que pagan los bancos por sus reservas de liquidez en el BCE. Si finalmente ocurriera una nueva rebaja de la facilidad de depósito, el Euribor seguirá cayendo hacia terreno desconocido.

Previsiones Euribor. Los ciudadanos con hipoteca siguen tranquilos con el Euríbor

Los ciudadanos hipotecados se están beneficiando de un Euribor tan bajo y en caída continua, y sin duda, a muchas familias que seguramente en la actualidad tienen sus ingresos mermados, les vendrá muy bien.

Actualmente, todo se encuentra condicionado por la evolución de la pandemia y si esta no evoluciona positivamente, la economía continuará deteriorándose por la exigencia de más restricciones sobre la ciudadanía y las empresas. Entonces, fácilmente el BCE se puede ver obligado a rebajar los tipos de interés, al menos el que respecta a la facilidad de depósito y el Euribor continuaría cayendo.

El Departamento de Análisis de Bankinter ha actualizado sus previsiones con respecto al Euribor, porque las anteriores eran demasiado optimistas. Las nuevas previsiones presentan un escenario más cercano a la nueva realidad. Se pronostica que el Euribor rondará durante el 2021 el valor del -0,45% y para el 2022 el valor del -0,42%. De momento, en el primer mes del año, el índice hipotecario supera el pronóstico para el 2021, siendo todavía más negativo, pues ha cerrado enero en el – 0,505%.

Está a punto de cumplirse el quinto año desde que el Euribor se encuentra por debajo del 0%. Fue en febrero de 2016, cuando para contrariedad de la banca, el Euribor rompía el eje de las abscisas con el fin de situarse en zona negativa.  Concretamente cerro el mes en el -0,008%. Desde entonces, nunca ha salido a la superficie, convirtiendo una circunstancia que las entidades financieras consideraron un contratiempo puntual, en un problema estructural muy complicado de solventar.

La banca se blinda ante los tipos de interés negativo

Primero las caídas vertiginosas del Euribor fueron consecuencia de la consecutiva rebaja de tipos de interés por parte del BCE para afrontar la crisis internacional, ahora la pandemia acentúa su caída. ¿Quién puede asegurar que no acontecerán nuevas circunstancias que impidan al Euribor resurgir?

La banca ya lleva años preservándose de unos valores tan bajos del índice hipotecario, ofertando más y mucho mejores hipotecas fijas y la nueva ley hipotecaria también la protege contra los tipos de interés negativos. Así en su artículo 21, que está dedicado a las variaciones en el tipo de interés, en los puntos 3 y 4 se indica:

  1. En las operaciones con tipo de interés variable no se podrá fijar un límite a la baja del tipo de interés.
  2. El interés remuneratorio en dichas operaciones no podrá ser negativo.

El apartado 3 del artículo 21, beneficia claramente a los ciudadanos, porque implica que no pueden introducirse en los contratos hipotecarios la famosa cláusula suelo, pero el 4, sirve para proteger al banco cuando el tipo de referencia baja tanto, que ni siquiera el diferencial de la hipoteca ayuda a que el tipo de interés del préstamo no resulte negativo. Es lo que seguramente sí que está ya ocurriendo, en muchas de las antiguas hipotecas, que se comercializaron en su día con diferenciales tan atractivos como del +0,35% sobre el Euribor.

Nuevas rebajas en las hipotecas

Los valores actuales tan bajos del índice hipotecario siguen dando mucha tranquilidad a las personas y familias hipotecadas. Así, por ejemplo, una hipoteca referenciada al Euribor más un diferencial sobre el mismo del 1%, con un capital pendiente de 100.000 euros, con un plazo restante de 20 años y que se revise anualmente con el nuevo dato del Euribor de enero de 2021, pasará de una cuota mensual de 449 euros a otra de 438 euros.

Esta rebaja supone un ahorro mensual de 11 euros, o si se prefiere, un ahorro anual de 132 euros, siendo todos estos datos aproximados.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%
El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%
El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%
El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%
El Euríbor rompe la barrera psicológica del -0,5%
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162