¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?

¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?

18 febrero, 2018 | Antonio Beltrán


Pues sí, ¡las cuotas de la hipotecas con tipo fijo de interés pueden subir! Y ello aunque haya usted pactado con el banco un tipo fijo para toda la vida, porque también, casi siempre, habrá pactado unas vinculaciones que, si no las cumple, harán que le suban el tipo de interés.

La mayoría de las hipotecas se conceden con un tipo de interés que se puede reducir si el cliente contrata al mismo tiempo una serie de productos complementarios: son las llamadas vinculaciones, que bonifican el tipo de interés. Los ejemplos más habituales de estas vinculaciones son los siguientes:

  1. El seguro de vida
  2. El seguro del hogar
  3. El seguro de protección de pagos
  4. El uso de la tarjeta de crédito con un consumo mínimo
  5. La domiciliación de nóminas
  6. La domiciliación de recibos de consumos

Tres posibles razones de la subida de una hipoteca con tipo fijo

  1. Prolongación del plazo de devolución. En ocasiones hay personas que contratan una hipoteca con un tipo fijo de interés que les supone una cuota mensual que al principio pueden asumir perfectamente, pero que al cabo de un tiempo, y a causa de algún cambio de circunstancias, les cuesta pagar. En consecuencia deciden solicitar a su banca que les prolongue unos años el plazo de amortización para ir más descansados con los pagos. Ello tiene como efecto que el banco les suba el tipo de interés. Las hipotecas de interés fijo más baratas son la que tienen un periodo de amortización inferior; y, al contrario, las más caras son las que permiten completar la devolución del préstamo al cabo de treinta años.
  2. No cumplir con algún compromiso vinculado, como por ejemplo no usar la tarjeta de crédito de la entidad para pagar con ella un determinado mínimo mensual de gastos, porque el cliente opta por ahorrar. Esto se denomina “incumplimiento de las bonificaciones del interés”. Y de repente el cliente se encuentra con una cuota mayor.
  3. Retraso en el pago de las cuotas. Puesto que también se trata de un incumplimiento de las condiciones del contrato, puede llevar a que le suban el tipo de interés.

 

Si usted ha incumplido una vinculación y le han aumentado la hipoteca, más adelante puede lograr que se la vuelvan a reducir

Aunque la hipoteca se haya pactado con un tipo de interés, el banco supervisa cada cierto tiempo que el cliente cumpla con las vinculaciones contratadas. Si lo hace, no habrá ningún problema y le mantendrán el tipo pactado. En caso contrario le incrementarán el coste de la hipoteca hasta la próxima revisión, y si esta vez el banco comprueba que ha cumplido todos los compromisos, le reducirán el tipo de nuevo. Las revisiones se pueden hacer con periodicidad semestral o anual.

Para conocer a fondo todo lo relacionado con las vinculaciones, examine, por favor, el artículo que escribimos al respecto.

Si busca la hipoteca con interés fijo más barata, diríjase a esta página, por favor.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?
¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?
¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?
¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?
¿En qué casos puede subir el coste de una hipoteca con interés fijo?