¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?

¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?

15 marzo, 2018 | Antonio Beltrán


La gran oferta de inmuebles que hay en el mercado tiene una doble clara a la hora de comprar una vivienda. A más viviendas podemos encontrarnos con distintas características, negociar el precio y en definitiva poder elegir mejor…. Pero esto también nos requerirá más tiempo y esfuerzo para poder escoger no sólo la casa que más nos guste, la que más se ajuste a nuestras necesidades y posibilidades de compra.

El proceso de adquisición de un bien tan importante como un inmueble debe ser cuidadoso, con distintas fases, en las que hay que analizar de forma pormenorizada distintos puntos para conseguir la mejor información para tomar decisiones correctas. Os explicamos como hacerlo.

Puntos clave en que fijarse antes de comprar una vivienda

Como hemos anticipado, el orden es fundamental a hora de determinar los aspectos claves en que fijarse antes de comprar una vivienda. En algunos casos podemos trabajar en aspectos de varias fases a la vez, pero es difícil pasar de una a otra sin que la hayamos finalizado. Pero también en otras ocasiones, tenemos que dar marcha atrás si vemos que nuestras expectativas no se ajustan a nuestras posibilidades. Es un proceso continúo que tiene como fin no sólo la compra de la vivienda sino poder hacer frente a todos sus pagos sin problemas.

Os detallamos los puntos clave en sus diferentes fases:

  1. Características de la vivienda: El primer punto, aunque parezca sencillo, no lo es tanto, saber qué es lo que quieres comprar. Muchas veces pensamos sólo en el presente, obviando el futuro, al menos el más cercano.

Por ejemplo, una vivienda de una habitación en un ático sin escaleras en el centro de una ciudad puede ser muy buena cuando somos jóvenes, pero si vamos a tener hijos, por ejemplo, deberíamos adaptar nuestro gusto a por ejemplo ese ático, pero ya más amplio y con mejores accesos.

En definitiva, debemos fijarnos, pero con perspectiva de nuestras necesidades a 5-10 años, puntos clave como: metros cuadrados, número de estancias, distribución, servicios básicos que tenga la casa (ascensor, trastero, garaje, etc.) y otros añadidos que cada día se valoran más (jardín, piscina, gimnasio, vigilancia, etc.).

  1. Elegir la zona: A la hora de elegir la zona entran en juego varios aspectos. En primer lugar, el más obvio, que existan viviendas de las características que queremos en la zona de nuestras preferencias. Y en segundo lugar el valor añadido que ofrezca esta zona con sus diferentes servicios: cercanía al centro, transporte público, zonas verdes, oferta educativa, cultural, etc.
  1. Presupuesto económico: Hasta el momento nos hemos movido en el ámbito de lo ideal, de nuestros deseos, pero ahora toca contrastarlo con la realidad y esta se mide en dinero. Tras encontrar una serie de viviendas en la zona que deseemos adquirirlas debemos compararlas con criterios objetivos, poniendo puntuación a los siguientes aspectos: 
  • Metros cuadrados útiles y su precio
  • Prestaciones (calefacción, parking, ascensor, trastero…)
  • Dotaciones de la zona (colegios, transporte…).

Esto no significa que pueda atraerte una vivienda distinta, pero si que tengas en cuenta el coste de distintas viviendas para no sólo saber que es lo que pagas, también tener capacidad de negociación y mejora en el precio.

Elegida una vivienda o un grupo reducido toca ver si se ajusta a nuestro presupuesto, presente y futuro teniendo en cuenta:

    1. Dinero que tengamos ahorrado para cubrir gastos o parte de la financiación.
    2. Lo que supondrá la hipoteca con respecto a nuestros ingresos. Es importante simular, de la mano de expertos como en Hipoteca Plus cuál es nuestra cuota ideal y encajar la misma en nuestro presupuesto de ingresos y gastos. El objetivo no es sólo tener esa hipoteca con la que comprar la vivienda sino pagar la misma sin problemas.

En este cálculo es importante que siempre barajemos las dos partes del presupuesto, los gastos tanto la capacidad de ajustar los mismos o lo contrario, si tenemos previsto que aumenten (por ejemplo, al tener un hijo) y los ingresos. Lo ideal es que lo que paguemos por nuestra hipoteca se sitúe entrono a un tercio de nuestras ganancias mensuales.

Como hemos adelantado estas primeras fases es un proceso continuo, que tiene su principal examen a la hora de analizar si podemos o no hacer frente a la compra de la vivienda. Si es así pasaremos al siguiente punto, si no tendremos que volver a los dos puntos iniciales y realizar ajuste en el tipo de vivienda deseada y/o la zona en la que se encuentra.

  1. Revisar la vivienda seleccionada: Si ya sabemos que financiación es viable toca comprobar el estado de la vivienda y de su propiedad. El primer paso fundamental es asegurase la titularidad y si existe algún tipo de carga. Para ello debemos dirigirnos al Registro de la Propiedad y, generalmente, con pedir una nota simple tendremos toda la información básica.

Pero no son las únicas deudas que pueden existir, ni todas se reflejan en el registro. También en viviendas comunitarias pueden existir impagos con la Comunidad de Vecinos, que, aunque se nos certifique su estado en el momento de la firma ante el notario es importante conocer de antemano para evitar sustos y prisas posteriores.

Por último, aunque también se nos entregue en el momento de firmar la compra en la notaria es positivo poder ver antes el certificado energético, que nos ayudará a estimar que gastos tenemos que incurrir si queremos mejorar la eficiencia energética de la vivienda.

  1. Cerrar la compra: El cierre de la compra también tiene varias fases. La primera cuando se llega a un acuerdo y se firma un contrato de arras. Aquí lo importante es la indemnización por ambas partes. Como compradores no debemos limitarnos a que nos devuelvan la cantidad adelantada, también que se nos indemnice por el perjuicio ocasionado si el vendedor da marcha atrás.

Por último, a la hora de firmar con el notario siempre debes consultar la documentación con antelación, uno o dos días antes, para rectificar cualquier fallo o aclarar las dudas que tengas.

Con todo ello ya habrás conseguido tu objetivo, la vivienda que deseabas, pero siempre acompañado de la mejor financiación como te ofrece Hipoteca Plus.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?
¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?
¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?
¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?
¿En qué fijarse antes de comprar una vivienda?