Euribor de abril de 2021: -0,484%

Euribor de abril de 2021: -0,484%

1 mayo, 2021 | Antonio Beltrán


Last Updated on 2 meses by Pau A. Monserrat

El Euribor ha cerrado el mes de abril con el valor del -0,484%, que implica que prácticamente muestra una tendencia estable en los últimos meses. Aunque se trata de la tercera subida consecutiva del Euribor, hay que tener presente que se trata de ascensos muy ligeros y por tanto muy poco significativos. Además, estos últimos tres valores al alza vienen precedidos de seis meses de mínimos históricos, por lo que la situación actual es de un Euribor prácticamente congelado en sus valores más bajos.

La mejor prueba de que nos encontramos ante un Euribor estable es revisando los valores diarios del Euribor a 12 meses, que es con los que se obtiene la media del Euribor hipotecario.

Durante el mes de abril, los valores diarios del Euribor a 12 meses se han movido en un estrechísimo margen de oscilación, repitiendo valores varios días seguidos. Así pues, nos encontramos con el valor más alto el 9 de abril, al alcanzar el – 0,497%, y con el valor más bajo el 20 de abril, en el que retrocedió hasta el – 0,473%. Se trata de una fluctuación de apenas 24 milésimas que nos demuestra que el Euribor se está instalando en un aletargamiento que podría prolongarse durante varios meses mientras que no se produzcan cambios significativos en el escenario económico europeo.

El BCE mantiene los tipos de interés

El Banco Central Europeo (BCE) en su última reunión, el pasado 22 de abril de 2021, decidió mantener los valores de los tipos de interés, tanto el tipo de interés de las operaciones principales de financiación, el de la facilidad marginal de crédito y el de la facilidad de depósito, es decir, el 0,0%, el 0,25% y el -0,50%. Es por ello que el Euribor prácticamente no se mueve, el BCE no vislumbra riesgos inflacionistas y mantiene los estímulos necesarios para que la economía se recupere.

Que el Euribor se mantenga estable en sus valores más negativos, es sin duda una noticia muy positiva para las personas y familias con hipotecas variables vinculadas al Euribor, ya que el índice hipotecario por excelencia sube de una forma mínimamente significativa, y se mantiene en sus posiciones históricamente más bajas y además su último valor contrasta con el Euribor de hace un año, que fue del -0,108%. De esta manera, nos encontramos con una caída interanual de 0,367 puntos, lo que se traducirá en una rebaja pronunciada en las cuotas mensuales de las hipotecas a interés variable referenciadas al Euribor que se revisen anualmente con el dato del Euribor de abril.

La alternativa de la banca al Euribor

El Euribor lleva más de 5 años mostrando valores negativos y la banca se ha visto obligada a buscar alternativas ante la pérdida de ingresos por las hipotecas que se vendieron indexadas al Euribor con un bajo diferencial. En el terreno de las hipotecas, lo ha hecho bajando drásticamente el tipo de interés vinculado a las hipotecas fijas, llamando la atención así del consumidor e invitándole a que firme la hipoteca a interés fijo con el estímulo de saber que su cuota no se verá afectada por repentinas y drásticas subidas del Euribor.

Si hace una dedada las hipotecas fijas eran prácticamente residuales, en la actualidad las nuevas hipotecas firmadas ya superan a las variables, ya que si un préstamo hipotecario normalmente es a largo plazo y nadie puede saber cómo se encontrará el Euribor dentro de 20 a 30 años, muchos consumidores se decantan para su tranquilidad a un tipo fijo.

Que se debe saber de la hipoteca fija frente a la hipoteca variable

Pero aquellos ciudadanos que firman una hipoteca fija deben de saber muy claramente que:

– La hipoteca variable será más barata al menos durante los primeros años y no se sabe hasta cuándo. Puede que durante muchos más años y entonces resulte finalmente más cara la hipoteca fija, e incluso puede que sea más cara la hipoteca fija durante toda la vida de la misma.

– Los analistas y expertos no ven altos riesgos en la evolución del Euribor, que lleve a encarecer fuertemente las hipotecas. Se señala que nos encontraremos con tipos de interés del 0% toda una década y que cuando el Euribor empiece a salir a flote lo efectuará de una forma muy gradual.

– La banca está muy interesada por el tipo fijo y eso significa que encuentra una rentabilidad en ella mucho mayor que en el tipo variable. Si al banco le beneficia el tipo fijo frente al variable, al consumidor inevitablemente le perjudica el tipo fijo frente al variable en el terreno de las hipotecas.

También hay que tener presente que ni siquiera los bancos saben si les resultará más rentable las hipotecas fijas en el tiempo, ya que tampoco fueron capaces de pronosticar que el Euribor se derrumbaría y que pasaría a la zona negativa, durante un tiempo tan largo para convertirse en un problema estructural. La mejor prueba de que no lo sabían, es que si hubieran tenido una remota idea de que el Euribor les traería tantos problemas y tantas pérdidas en sus balances, jamás hubieran concedido hipotecas con diferenciales al 0,35% o incluso más bajos.

Al final la decisión debe tomarla el futuro hipotecado teniendo en cuenta todas sus posibilidades, y teniendo en cuenta todas las variables, sus perspectivas económicas, su situación laboral, sus fuentes de ingresos y especialmente la cantidad de deuda hipotecaria que va a contraer.

No supone el mismo riesgo firmar una hipoteca de 100.000 euros que de 400.000, y aunque incluso así también depende de la situación económica del consumidor, seguramente existirá una correlación positiva entre el capital de la hipoteca y la decisión de optar por tipo fijo. Del mismo modo, también existirá una correlación parecida entre el plazo de la hipoteca y el tipo fijo, teniendo también presente que normalmente las hipotecas fijas se conceden con plazos más cortos.

Las hipotecas siguen abaratándose

Las hipotecas vinculadas al Euribor van a seguir abaratándose, y además este mes de forma muy significativa ya que, en abril de 2020, en plena primera ola de la pandemia, el índice hipotecario experimento una exagerada tendencia alcista que lo acercó al valor del 0%, fruto de los graves desequilibrios económicos que produjo la irrupción del Covid-19, que condujo al confinamiento de la población y al estancamiento económico. Por consiguiente, en abril de 2020 el Euribor se encontraba en una senda alcista que lo situó en el -0,108%, que contrasta con el actual -0,484%. Nos referimos en este caso a las hipotecas referenciadas al Euribor y que se revisen anualmente.

Aquellas hipotecas que se revisen semestralmente también se abaratarán, pero muy ligeramente, ya que en octubre de 2020 el Euribor se situó en el -0,466%, es decir con un valor muy similar al actual.

Las hipotecas que se revisen trimestralmente, experimentarán una ligerísima subida, ya que, en enero de 2021, el Euribor señaló su mínimo histórico: el -0,505%.

Una hipoteca que se revise anualmente a partir del Euribor de abril, con un capital pendiente de 100.000 euros y un plazo restante de 20 años, pasará de una cuota de 455 euros a otra de 439 euros, suponiendo un ahorro mensual de 16 euros o un ahorro anual de 192 euros.

Otra hipoteca con las mismas condiciones anteriores, pero con un capital pendiente de 200.000 euros pasará de una cuota mensual de 910 euros a otra de 877 euros, y ello implica un ahorro mensual de 33 euros o un ahorro anual de 396 euros.

Si la hipoteca anterior tuviera un capital pendiente de 300.000 euros pasaría de una cuota mensual de 1365 euros a otra de 1316 euros. En este caso, el ahorro mensual será de 49 euros o la rebaja anual llegará a los 588 euros. Todos los anteriores datos son aproximados.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Euribor de abril de 2021: -0,484%
Euribor de abril de 2021: -0,484%
Euribor de abril de 2021: -0,484%
Euribor de abril de 2021: -0,484%
Euribor de abril de 2021: -0,484%
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162