Subrogación de Hipoteca

Entendemos por subrogación hipotecaria la sustitución de la entidad financiera con la que tengas un contrato hipotecario por otra entidad bancaria. Es decir, subrogar es un proceso mediante el cual sustituirás el ejercicio de poder que tenía alguien sobre un aspecto concreto, por otra persona. Dicho de otra forma, no es más que el traspaso de la titularidad. En el caso de las hipotecas, se trataría de conseguir un cambio de entidad bancaria para así obtener mejores condiciones, mejores comisiones o unos intereses más favorables según tus necesidades y características como cliente.
Y es que desde Hipotecasplus entendemos que no todas las entidades bancarias se ajustan de la misma manera a cada perfil de cliente, por eso te ayudamos a encontrar el banco que te pueda ofrecer unas condiciones más favorables para ti. Por lo tanto, en Hipotecasplus somos unos brokers hipotecarios que nos dedicamos a ejercer de intermediarios entre los bancos y nuestros clientes para conseguir las mejores hipotecas en cada caso y para cada persona, de forma individualizada.
Si te interesa estudiar la idea de cambiarte de banco para acabar de pagar tu hipoteca, ya que consideras que podrías obtener unas cláusulas más favorables en otra entidad bancaria, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, y te ayudaremos a descubrir qué opciones tienes sobre la mesa.
En este artículo queremos explicarte cómo puedes conseguir subrogar tu hipoteca en BBVA. Pero, antes de nada, es importante que sepas que este cambio de entidad bancaria no sale gratis: muchos bancos te cobrarán una comisión de subrogación para realizar este trámite, que ahora explicaremos con más detalle.

Como subrogar una hipoteca BBVA

Hay dos tipos de subrogación de hipoteca que podrás realizar en BBVA: la subrogación de deudor, que hace referencia a un cambio de titular del préstamo hipotecario, y la subrogación de acreedor, que hace referencia al cambio de entidad bancaria. En el primer caso, en BBVA no tendrás que realizar ningún préstamo nuevo, con lo que te ahorrarás el pago de determinados gastos como por ejemplo los de tasación o de impuestos como el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados). En el segundo caso, no hará falta que abones la comisión por cancelación, y quizás te puedas aprovechar de una reducción de los intereses hipotecarios y de la eliminación de otras vinculaciones que tenías en un principio.
Para subrogar una hipoteca, tal y como hemos mencionado, hará falta pagar una comisión: la llamada comisión de subrogación. Esta tiene un coste máximo fijo por ley del 1%, por lo que tampoco será especialmente elevada.
Otra condición indispensable para que puedas hacer el cambio de entidad bancaria es contar con el consentimiento de tu entidad financiera actual.

Subrogar una hipoteca BBVA a otra persona

Una subrogación de hipoteca implica que, tanto el deudor como la entidad financiera de un préstamo hipotecario, pueden ser sustituidos o reemplazables. En el caso de la substitución del deudor, quiere decir que se cambia el titular de la hipoteca.
Este tipo de subrogación es habitual en caso de que compremos una casa que ya esté hipotecada. Según explican desde el propio portal de BBVA, es el mismo banco quien tiene la potestad de decidir si admite o no a la nueva persona como deudora, ya que previamente realizará un estudio de riesgos similar al que se lleva a cabo antes de conceder un préstamo ordinario a alguien. Si se aprueba, el nuevo deudor podrá asumir la deuda ya existente sin tener que realizar de nuevo el pago de impuestos por ello, aunque de los gastos de subrogación de hipoteca no se libra.

Gastos de subrogación hipoteca BBVA

Tal como especifican desde BBVA, no es posible hacer la subrogación de una hipoteca a coste 0. Y es que el proceso requiere del abono de una comisión por subrogación, además de la correspondiente nueva tasación de vivienda (en caso de que hagas una subrogación acreedora).
Si tu idea es realizar una subrogación de hipoteca con BBVA, es interesante saber que será la misma entidad la que se encargará de gestionar los gastos asociados a la asesoría, el registro de propiedad y la notaría, así como el coste del Impuesto de Actos Documentados (IAJD). Por lo tanto, como solicitante de este cambio de banco, no hará falta que pagues estos gastos.
Sin embargo, lo que sí deberás pagar es la comisión por subrogación a la entidad bancaria, por los cambios que deberán realizar en el contrato de la hipoteca. Su coste está limitado por ley, y puede variar ligeramente según el banco en función de: la fecha de la firma de la hipoteca, el tipo de hipoteca que contrates (fija o variable), y la finalidad de dicha subrogación.

Ofertas de subrogación de hipoteca BBVA

Antes de formalizar al 100% tu subrogación de hipoteca, el “nuevo banco” se pondrá en contacto con el que tenías hasta ahora para comunicarle este cambio de acreedor. A partir de este momento, tu banco actual dispondrá de 7 días para emitir un certificado con la deuda hipotecaria pendiente, además de 15 días para poder proponer una contraoferta. Finalmente, esta puede aceptarse o no. Y si se decide seguir adelante con el proceso de subrogación de hipoteca, tan solo quedará formalizarlo a través de la firma de la escritura delante de notario.
Una de las mejores ofertas que presenta BBVA es el hecho que, como cliente, te liberan de pagar los gastos de gestoría, notaría y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentales, ya que se encargan ellos mismos de abonarlos. Además, si te adhieres a alguna de sus propuestas de productos bonificados (domiciliar la nómina, contratar un seguro del hogar o de vida, etc), podrás beneficiarte de grandes descuentos impositivos que te rebajarán hasta un 1% el diferencial del tipo de interés.
BBVA suele ofrecer unas condiciones generales atractivas para los clientes, así como unos tipos de intereses competitivos. Pero, sea como sea, recuerda que desde Hipotecasplus siempre podemos mejorarte las condiciones que te ofrezcan, encontrando aquellas que se ajusten el máximo posible a tus necesidades y características como cliente.

Subrogar Hipoteca fija BBVA

En caso de que quieras realizar una subrogación de hipoteca a tipo fijo con el banco BBVA (tipo de hipoteca en la que siempre pagarás la misma cuota), debes saber que los intereses que se te aplicarán variarán en función del plazo de amortización o la bonificación. Las hipotecas para subrogación que ofrece esta entidad bancaria a tipo fijo, con un plazo de amortización de 30 años, son:
– Hipoteca bonificada: 1,45% TIN (Tipo de Interés Nominal)
– Hipoteca sin bonificar: 2.45% TIN (Tipo de Interés Nominal)

Subrogar Hipoteca variable BBVA

Recuerda que las hipotecas a tipo variable son aquellas en las que las cuotas que deberás pagar mientras vayas devolviendo poco a poco el préstamo, irán variando en función del valor de mercado del Euríbor.
Por lo que respeta a las hipotecas a tipo variable de BBVA, e interpretando que contamos con un plazo de amortización de 30 años, nos encontramos con los siguientes intereses:
– Con bonificaciones
o Primer año: desde 0’99% TIN
o Resto de años: euríbor + 0’99% TIN
– Sin bonificaciones:
o Primer año: desde 0’99% TIN
o Resto de años: Euríbor + 1’99% TIN

 

 

Subrogar Hipoteca BBVA
Subrogar Hipoteca BBVA
Subrogar Hipoteca BBVA
Subrogar Hipoteca BBVA
Subrogar Hipoteca BBVA
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162