Cómo obtener una hipoteca si eres autónomo o freelancer

30 agosto, 2023 | Alba Tebar

El número de autónomos en España lleva años en auge, según datos del ministerio de trabajo. De hecho, desde 2013 a 2022, cuando los peores años de la crisis de 2008 pasaron y se empezó a reestructurar el mercado laboral, la afiliación de trabajadores y trabajadoras autónomas creció en un total de 325.730 personas, lo que supone un incremento del 10,71%. Estas cifras nos dan una idea aproximada de la importancia que tiene para la economía española el sector autónomo.

A la hora de obtener una hipoteca, las condiciones y requisitos que las entidades bancarias pedirán a los autónomos, serán más o menos las mismas que al resto de empleados por cuenta ajena, ya que  obtener una hipoteca depende principalmente de tus ingresos, y este es un factor que nada tiene que ver con el hecho de ser o no autónomo. Ahora bien, la complicación puede llegar con el análisis de los ingresos de los trabajadores por parte del departamento de riesgos del banco.

Estos, a veces, no prestan suficiente atención a las entradas y salidas de dinero de la cuenta de los autónomos que no tengan una nómina hecha, y, por lo tanto, es más probable que rechacen la operación sin apenas haberla analizado correctamente.

En todo caso, si te aseguras de presentar la documentación necesaria y poder demostrar una serie de requisitos ante el banco, además de contar con la ayuda y recomendaciones profesionales necesarios, podrás conseguir tu hipoteca soñada sin complicación alguna.

Documentación necesaria

Por un lado, recuerda que es importante realizarse una nómina que ingreses en una cuenta que sea personal, que sea distinta de la que uses para la actividad profesional, ya que ayudará a justificar mejor tus ingresos y facilitará la decisión del departamento de riesgos del banco. A la vez, si aportas un informe detallado del funcionamiento de tu negocio, ayudarás al analista de riesgos a ver tu perfil como uno de los indicados para conceder la hipoteca.

Por otro lado, recuerda que para los bancos es fundamental tener constancia de tu situación económica del momento, para así saber al 100% si estarán dispuestos a concederte o no la hipoteca. Según el “tipo” de autónomo que seas, se te requerirá una documentación u otra. Analizemos, pues, los tipos de autónomos que hay y la documentación necesaria según cuál seas tu.

Autónomos por módulos o estimación objetiva

Son aquellos que ingresan en su cuenta corriente todo el dinero que generan. Este tipo de autónomo no paga sus impuestos en función de como va su negocio, si no que pagan una cantidad fija determinada por unos módulos fijados por hacienda por cada actividad. Es por ello que este tipo de autónomo suele tener mas dificultades a la hora que le concedan una hipoteca y cuanto mejor se vea los ingresos que recibe y este separado en cuentas mejor.  Necesitan presentar:

  1. DNI
  2. Declaración de renta
  3. IRPF modelo 131 (4 últimos trimestres, es acumulativo).
  4. IRPF modelo 115 alquileres (4 últimos trimestres, alquiler de locales, naves y oficinas )
  5. IVA modelo 310 (3 últimos trimestres) + modelo 390 (resumen anual). Puede ser, que no pague IVA por estar en recargo de equivalencia, ejemplo (comercios minoristas, tiendas de ropa, panaderías, kiosko), estos compran y venden y pagan el IVA del proveedor y así se les exime de presentar las auto-liquidaciones de IVA.
  6. Movimientos de cuenta personales y profesionales.

Autónomos por estimación directa

Este tipo de trabajador autónomo, presenta pocas dificultades en relación con la obtención de hipoteca, ya que sus obligaciones fiscales les permiten demostrar con claridad sus ingresos. La documentación que se les solicitará es la siguiente:

  1. DNI
  2. Declaración de renta
  3. IRPF modelo 130 (4 últimos trimestres)
  4. IRPF modelo 115 (4 últimos trimestres, alquiler de locales, naves y oficinas).
  5. IRPF modelo 111 (4 últimos trimestres, profesionales, nominas empleados).
  6. IVA modelo 303 (4 últimos trimestres) + modelo 390 (resumen anual)
  7. Movimientos de cuenta personales y profesionales.

 Autónomos dependientes o autónomos trade

Por último, este tipo de trabajador autónomo es aquel que sus ingresos dependen en un 75% de un solo cliente. Hablamos, por ejemplo, de personas que trabajan en agencias inmobiliarias, compañías de seguros, transportistas, etc. En este sentido, este tipo de autónomo se parecería a una relación laboral por cuenta ajena, y precisamente por ello, ofrece una amplia seguridad al banco.

En este caso, la documentación que te pedirán los bancos es la misma que la del anterior apartado.

Detalles importantes a tener en cuenta si eres autónomo

El hecho de ser autónomo, tal y como hemos ido comentado a lo largo de este post, no imposibilita el hecho de obtener una hipoteca, pero si que afecta a la forma en la cual los bancos analizarán tu perfil. Por lo tanto, hay una serie de requisitos y características concretas a las cuales deberías prestar especial atención de tenerla bajo control por el mero hecho de ser autónomo o freelancer. Y, si tienes estas cosas controladas, todo irá viento en popa, ¡te lo aseguramos!

Mantén una cierta estabilidad financiera y económica

Es importante mantener una contabilidad clara y precisa de tus ingresos y gastos como autónomo o freelancer. Asegúrate de tener estados financieros actualizados, así como declaraciones de impuestos, estados de cuenta bancarios y otros documentos relevantes, como la declaración de la renta.

Además, recuerda acreditar que tienes una antigüedad como autónomo de un mínimo de 2 años. Si llevas menos tiempo como autónomo el banco denegara tu solicitud de hipoteca. Esto es debido a que se considera que en 2 años se alcanza cierta estabilidad en ingresos.  

Demuestra que tienes unos ingresos estables

La gran mayoría de las entidades bancarias querrán tener evidencia de que posees unos ingresos estables (hecho que se relaciona directamente con la estabilidad financiera y económica).

En esta línea, puede que necesites demostrar que has tenido ingresos consistentes durante un período prolongado de tiempo. Por lo tanto, te podrán pedir que presentes las declaraciones de impuestos de los últimos dos años o estados financieros auditados.

Asimismo, procura emplear distintas cuentas para la faceta profesional y la personal.

Reduce o liquida tus deudas

Tal y como hemos explicado, a los bancos no les gusta conceder una hipoteca a un cliente si este tienes otras deudas o préstamos pendientes. Por eso, puede ser de gran utilidad liquidar al 100% o bien reducir al máximo tus posibles deudas, para que los bancos no se lo piensen dos veces antes de darte el sí definitivo.

Posee ahorros suficientes

El mismo Banco de España lo aconseja: cuando quieras comprar un piso, se debe tener bastante dinero ahorrado para hacer la primera entrada. Así, se recomienda tener ahorrado entorno al 20% o 30% del valor total del inmueble, ya que las hipotecas normalmente tan solo cubren el 80% del precio de la vivienda. De esta forma, los bancos verán que tienes ahorros suficientes y se fijarán en mayor grado de tu perfil. En hipotecasplus, según tu perfil podemos obtener el 90% del precio de compra y así aportar menos dinero.

Finalmente, recuerda que los requisitos y procesos de selección por parte de las entidades financieras pueden variar ligeramente, así que no hay una sola fórmula mágica para conseguir la hipoteca. De todos modos, contar con la ayuda y el asesoramiento de un experto como Hipotecasplus puede resultar de gran utilidad para conseguir lo que realmente quieres, y de la forma que quieres.  ¡Contacta con nuestras oficinas y resuelve todas las dudas que tengas al respecto, sin ningún tipo de compromiso!