El Euribor sigue con su tendencia alcista y cierra julio en el 0,992%

29 julio, 2022 | Antonio Beltrán

El Euríbor durante el mes de julio ha seguido con su comportamiento alcista que lleva protagonizando desde que comenzó el 2022, si bien esta vez, su subida no ha experimentado una aceleración como sí que lo hizo en los meses anteriores.

El mes de julio el Euribor lo termina rozando el 1%, situándose concretamente en el 0,992%, e inevitablemente encarecerá las hipotecas, ya que hace 6 o 12 meses, el Euribor todavía continuaba estancado en su valores más bajos y cercanos al -0,50%

A pesar de que la subida del mes de julio no muestra aceleración, la senda ascendente sigue siendo muy brusca, máxime teniendo en cuenta que difícilmente alguien podría adivinar cuando se inició el 2022, que en abril abandonaría la zona negativa en la que había permanecido desde febrero de 2016, es decir, durante más de 5 años.

Durante el segundo trimestre de 2022 su escalada ha sido todavía más inquietante, situándose cada vez más cerca del primer punto porcentual.

Contexto socioeconómico que explica la escalada del Euríbor

La pandemia por el Covid-19 y la guerra en Ucrania han constituido dos acontecimientos históricos de gran transcendencia internacional que han trastocado duramente el escenario económico, social y político a escala mundial. Y evidentemente al Euribor y a las hipotecas también les ha llegado el impacto.

El Covid-19 produjo desequilibrios económicos de gran envergadura que un primer momento produjo una escalada ascendente en el Euribor en el primer semestre de 2020, pero que se apaciguó rápidamente en el segundo semestre gracias a los grandes estímulos económicos puestos en marcha por el Banco Central Europeo (BCE), con el fin de afrontar las graves consecuencias de toda índole provocadas por la pandemia.

El 2021 fue un año tranquilo para el Euríbor y para los ciudadanos con hipoteca, porque se mantuvo pegado a su zona negativa más baja.

2020 y 2021, por la pandemia fueron para muchos autónomos y empresas, años de sequía económica, y se fue gestando al principio de forma latente un problema que en los meses en los que la pandemia se iba apaciguando se mostró con gran virulencia: una alta inflación.

La inflación como desencadenante de la subida del Euribor

La desbocada inflación, debemos entenderla como una subida generalizada de los precios, es decir, en un encarecimiento de los bienes y servicios que los ciudadanos día a día adquieren.

El BCE interpreto esta escalada inflacionista en un principio como un pico accidental de escasa importancia y de pronta remisión, sin embargo, los economistas fueron pronto conscientes de que la subida puntual de la inflación había venido para quedarse, hacer daño económico y para convertirse en un problema estructural.

Seguramente, muchos productos, bienes y servicios tuvieron que encarecerse para compensar los duros años de pandemia y de deterioro económico que muchas empresas sufrieron en los severos años de la pandemia.

Los precios fueron entonces inflados, pero la irrupción de la guerra en Ucrania en febrero de 2022 ha exacerbado fuertemente los problemas inflacionistas, al suponer una fuerte presión sobre las materias primas, los precios energéticos y los carburantes.

Y si las materias primas, los precios de la energía y los carburantes se encarecen, es decir todo aquello que constituye la base para elaborar y transportar productos y servicios, irremediablemente todo sube de precio.

Y a todo este problema de espiral inflacionista, se le añaden además las hipotecas, porque el Euribor ha escalado bruscamente durante todo el primer semestre del 2022.

El Euribor y las hipotecas llevan todo el 2022 subiendo y encareciendo las hipotecas

El Euribor no ha hecho otra cosa durante 2022 que subir y encarecer por consiguiente las hipotecas a interés variable, porque el Banco Central Europeo (BCE), se ha encontrado con el problema de la desbocada inflación.

La medida estrella que siempre tiene preparada el BCE para afrontar una subida generalizada de los precios que sobrepasa el 2%, es subir los tipos de interés, es decir, encarecer el precio del dinero.

Pero esta vez, la inflación viene mal encarada, porque no se debe por un exceso de demanda. Es decir, no se trata de que la ciudadanía disponga de un gran poder adquisitivo que les lleve a un consumismo exagerado y que los precios se encarezcan por ello. La inflación se ha desbocado desde la vertiente de la oferta, es decir, han subido fuertemente las materias primas y la energía y eso se traslada rápidamente y de modo inevitable al consumidor, porque todo lo que se produce cuesta mucho más caro de elaborar.

Las expectativas de encarecimiento del dinero por el BCE han estado presentes durante todo el año y eso explica la escalada del Euríbor. El 21 de julio de 2022, estas expectativas, se materializaron con la reunión del BCE que ordenó la primera subida de tipos de interés en medio punto porcentual después de 11 años sin hacerlo y por esta razón a toda la subida generalizada de precios, se le une el encarecimiento de las cuotas mensuales de las hipotecas a interés variable.

Datos actuales del Euribor

Los datos del Euribor son una subida intermensual de 0,140 milésimas, una escalada interanual de 1,483 puntos y un ascenso acumulado durante el año de 1494 milésimas.

La subida intermensual nos indica que el valor del Euribor de julio ha subido con respecto al valor de junio, pero que al menos, no ha experimentado una aceleración como sí que ocurrió de marzo a abril, de abril a mayo y especialmente de mayo a junio, que paso del 0.287% al 0,852% respectivamente.

Lo más inquietante es la diferencia entre el Euribor de julio y el Euribor de enero de 2022, y también con respecto al Euribor de julio de 2021, porque aquí se encuentran las diferencias que van a encarecer las cuotas mensuales de las hipotecas a interés variable de forma significativa una vez que sean revisadas con los nuevos valores del índice hipotecario.

¿Qué debemos de tener en cuenta frente a la subida del Euribor?

Debemos de tener algunas premisas en mente que pueden aproximarnos a tener cierta tranquilidad y tomar los datos de fuerte subida por parte del Euribor con cierta perspectiva y calma:

  1. Muchos ciudadanos con hipoteca desde finales de 2008 han tenido muchos años cuotas mensuales con muy bajo interés que les ha permitido amortizar mucho capital de la deuda hipotecaria.

El impacto de la subida del Euribor es mucho menor si ya se ha liquidado una parte importante de la hipoteca.

Cuanto menos dinero debamos al banco por nuestra hipoteca menos nos afectará la subida del Euribor.

  1. El BCE ha subido los tipos de interés, y fácilmente aplicará más subidas, pero es muy consciente que tiene que tener el freno muy cerca para ser utilizado en cualquier momento.

El BCE sabe que debe ser muy prudente porque puede ser contraproducente un encarecimiento excesivo del dinero cuando no viene desde el lado de la demanda.

De hecho, la subida de tipos de interés, ha venido acompañada de un plan que se configura como un potente amortiguador para las economías europeas; el Instrumento para la Protección de la Transmisión (TPI).

Se trata de un plan que le permitirá al BCE actuar de forma singular en el caso de que ciertos países europeos resientan las nuevas directrices de la política monetaria.

El TPI es un plan para actuar de forma específica protegiendo aquellos estados de la Eurozona que no puedan asumir o que experimenten severas dificultades ante los difíciles momentos actuales y las medidas que el BCE se ve obligado y se verá obligado a adoptar.

De hecho, seguramente el hecho de señalar que se aprueba esta nueva herramienta, que ya se anunció en una reunión extraordinaria previa, puede explicar que la última semana del mes de julio los valores diarios del Euribor a 12 meses experimentarán bajadas importantes, lo que ha provocado finalmente que la diferencia intermensual entre julio y junio de 2022 no sea tan abrupta y no haya habido aceleración del índice hipotecario, aunque sí subida.

  1. Vivimos, momentos económicos de gran incertidumbre, pero la inflación finalmente remitirá y después de cinco duros meses de la guerra en Ucrania, debemos de ser positivos y pensar que el conflicto también tendrá su punto final o al menos la tensión internacional se apaciguará.

Las cuotas de las hipotecas que se revisan inevitablemente suben

Las hipotecas se encarecen. Es inevitable; durante 2021 e incluso en enero de 2022 todavía nos encontrábamos con los valores más bajos y negativos del Euribor, situándose muy cercano al -0,50%.

 

Ahora el Euribor casi roza el 1% y por tanto la diferencia entre el valor del Euribor de hace 6 meses y el de hace un año, lleva a que las hipotecas se encarezcan casi un 1,5%.

El Euribor lleva todo 2022 encareciendo las hipotecas. En el siguiente cuadro, extraído de la web del Euribor, podemos observar el valor que ha alcanzado el Euríbor durante todos los meses del presente año y cuanto se ha encarecido el precio de una hipoteca media de 100.000 euros de capital hipotecario pendiente y un plazo restante de 20 años. Se observa fácilmente como el encarecimiento de la cuota mensual ha sido mayor mes a mes.

En el cuadro, también se aprecia la fuerte aceleración del Euribor especialmente entre el mes de mayo y junio, cuando una hipoteca media paso de un encarecimiento de 34 € a 60 €. Sin embargo, podemos ver que no se puede hablar de aceleración, aunque sí de subida entre el mes de junio y de julio de 2022, ya que no ha habido un aumento del encarecimiento considerable, sino que se ha pasado de 60 € a 67 € de subida.

Tabla de cambios de precios de las cuotas de las hipotecas ante los nuevos y posibles valores del Euríbor

A continuación, os mostramos una tabla de cómo afecta la subida del Euribor a diferentes hipotecas. Desde una deuda en la hipoteca de 100.000 € hasta otra de 300.000 €, y otras hipotecas intermedias ascendiendo en cada una de ellas 50.000 €.

En esta tabla se encuentran muchos datos, con el fin de que podamos fijarnos especialmente con la hipoteca que más se adapta a la nuestra.

La primera fila hace referencia al valor que alcanzó el Euribor hace un año, en julio de 2021, y como quedaba la cuota mensual de cada hipoteca.

La segunda fila muestra el valor del Euribor actual, y como quedarán las cuotas mensuales de cada hipoteca que se revisen anualmente. Comparando la segunda fila con la primera podemos tener un dato estimativo de cuanto se encarece la hipoteca este año con respecto al anterior.

La tercera y cuarta fila de la tabla, nos señala como quedaría la hipoteca si subiera un 1,5% o un 2%. Esto todavía no ha ocurrido, pero podemos tenerlo en cuenta por si queremos ser previsores y planificar mejor nuestra economía personal y familiar.

Os ofrecemos ahora, una nueva tabla, con las dos primeras filas anteriores, las correspondiente a las cuotas mensuales de las hipotecas con el valor del Euribor de hace un año (-0,4,91%) y a las cuotas mensuales de las hipotecas con el valor actual del Euribor de julio de 2022 que ha sido del 0,992%, más una fila intermedia que calcula la diferencia entre la cuota que se pagaba hace un año y la nueva cuota.

Esta es una tabla también ideal para darse cuenta fácilmente que cuanto menos capital pendiente tengamos con respecto a nuestra hipoteca menos nos impactará la actual escalada del Euribor.

Una hipoteca vinculada al Euribor más un diferencial del 1%, con un capital pendiente de 100.000 euros, con un plazo restante de 20 años, pasará de una cuota mensual de 438 € a otra de 505 €. Ello supone un encarecimiento mensual de 67 €, y un encarecimiento anual de 804 €.

Si la misma hipoteca anterior tuviera un capital pendiente de 200.000 €, la cuota anterior de 877 €, se convertirá tras la revisión, en una cuota de 1011 euros, es decir, un encarecimiento mensual de 134 €, o una subida anual de 1.608 €.

Si a la hipoteca le quedara un capital restante de 300.000 €, pasaríamos de una cuota de 1.315 € a otra de 1.517 €. Esto supone una subida mensual en la cuota de 202 €. Se trata de un encarecimiento anual de 2.424 €. Todos los datos anteriores son aproximados.

 

¿Tienes alguna pregunta?. Preguntanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.