El Euribor sube en octubre hasta el 2,629% pero frena su tendencia alcista

31 octubre, 2022 | Antonio Beltrán

El Euríbor como máximo indicador del precio de las hipotecas ha vuelto a subir en octubre de 2022, con respeto a todos los anteriores meses.

Esto significa que ha habido aumento intermensual, es decir, el Euribor se encuentra más alto que el mes anterior y una muy significativa subida interanual, lo que se traduce en que el Euribor actual se encuentra mucho más alto con respecto al valor del Euribor de hace un año, el de octubre de 2021.

En octubre de 2022 el Euribor se sitúa en el 2,629%, por lo que ha subido 396 milésimas con respeto al valor del Euribor de septiembre de 2022 que fue del 2,233%.

 

Lo que resulta más inquietante es que ha ascendido 3,106 puntos en referencia al Euribor del año anterior, pues en octubre de 2021, el Euribor todavía se encontraba pegado en sus valores más bajos, concretamente en el -0,477%.

Y este alto contraste de más de 3 puntos de interés entre el Euribor de ahora y el Euribor 12 meses atrás, es lo que más preocupa, porque es lo que más impacto puede tener en las economías de hogares y familias con hipoteca variable.

Dependiendo del capital pendiente de amortizar en una hipoteca, la subida de la cuota mensual con la revisión anual de la hipoteca a partir de los datos de los últimos meses y más especialmente el de este último del mes de octubre, puede ser de 150 € mensuales para una hipoteca variable con 100.000 € de capital pendiente y plazo restante de 20 años, y de más de 400 € al mes para una hipoteca variable con 300.000 € de deuda hipotecaria e igualmente 20 años de tiempo restante para amortizarla.

Estas variaciones de las cuotas mensuales las veremos de forma más detallada hacia el final del artículo.

Evolución del Euribor a 12 meses en octubre

Ahora es muy importante darse cuenta de muchos detalles de la evolución del Euribor durante el mes de octubre porque hay muchos matices que nos pueden tranquilizar o al menos apaciguar los ánimos en cierta manera.

Vamos a estudiar de forma pormenorizada como ha ido comportándose el Euribor durante el mes de octubre.

A simple vista, solo podemos ver que el Euribor ha subido con respecto al mes pasado y mucho más con respecto al año anterior, pero no debemos quedarnos solo con lo que más fácilmente se observa.

Si vemos los datos del Euribor a 12 meses durante el mes de octubre, nos daremos cuenta, de que el Euribor prácticamente ha permanecido estable.

No podemos decir que ha estado congelado, porque sería mucho decir. Pero si comparamos el primer valor del mes del Euribor a 12 meses en octubre que fue del 2,500%, es muy parecido al valor del último día del mes 2,630%.

Esta apreciación contrasta mucho con lo que ocurrió el mes pasado, en septiembre de 2022, donde se vio una fuerte aceleración del índice, pues empezó en el 1,851% y acabo en el 2,556%.

Finalmente, septiembre se quedó como media en el 2,233%, porque al hacer la media aritmética de todos los días de cotización del Euribor a 12 meses, los últimos valores más altos del mes se compensaron con los primeros valores más bajos del mismo mes.

Pero, si vemos su último valor del mes de septiembre, el mencionado 2,556%, vemos que se parece mucho al último valor del Euribor a 12 meses del mes de octubre que ha sido del 2,630%.

Por ello, decíamos al principio de esta argumentación, que el Euribor prácticamente no se ha movido durante el mes de octubre.

Y ello, a pesar de que se sabía claramente, que el 27 de octubre, el consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), iba a subir de nuevo fuertemente los tipos de interés, como finalmente así ha sido. Un aumento de 75 puntos básicos en los tipos para dejarlos en el nivel del 2%.

¿Punto de inflexión del Euribor en el mes de octubre?

¿Qué puede significar esta relativa estabilización en la evolución del Euribor en el mes de octubre?

¿Un punto de inflexión? ¿Qué empezará a retroceder? ¿Qué le seguirán meses de estabilidad alrededor del 2,5%?

¿O simplemente es un breve impase para seguir su ascenso en los siguientes meses?

Es evidente, que las incertidumbres económicas actuales continúan en grado máximo, las tensiones internacionales y la presión sobre los precios energéticos, carburantes y materias primas todavía existe, y nadie sabe hasta cuándo, así que realizar predicciones resulta muy arriesgado y con altas probabilidades de ser cambiadas o revisadas cuando transcurran pocas semanas.

Pero también existen ciertas percepciones que se detectan en las máximas instituciones económicas europeas que son interpretadas inmediatamente en los mercados, y el mercado interbancario es muy inteligente e intuitivo en este sentido.

Dudas en el BCE

¿Cómo es que sabiendo que claramente el BCE, iba a subir los tipos de interés el 27 de octubre de forma importante, el Euribor no solo no se disparó al alza, sino que sufrió en la misma semana de la reunión un desplome muy importante, que no se había visto desde 2008?

La respuesta muy probablemente se encuentra en que existen muchas dudas con respecto a que el BCE seguirá mostrando contundencia en su actual política de subidas de tipos de interés.

En cierto sentido, como el mercado interbancario siempre se anticipa a las siguientes decisiones del BCE, la subida de tipos del 27 de octubre, ya había sido añadida al Euribor previamente en septiembre con el acelerón que experimento el índice ese mismo mes.

Pero, ahora en octubre, el mismo mercado interbancario, donde los bancos europeos se prestan dinero entre sí, seguramente está interpretando las siguientes decisiones del BCE, y por lo que vemos no ve nada claro que siga mostrando contundencia subiendo el precio del dinero.

Y en cierto sentido, es así. No se observa determinación y seguridad en la presidenta del BCE, Christine Lagarde, de que pueda seguir con su encarecimiento del dinero durante 2023. E inmediatamente el mercado interbancario lo interpreta y el Euribor deja de subir.

Y es que en realidad existen muchas dudas, con la especial inflación actual

Para el BCE siempre ha resultado fácil subir o bajar los tipos de interés, en función de si había mucha inflación o poca, porque siempre significaba que la cesta de la compra se encarecía o bajaba, según los consumidores dispusiesen de demasiado dinero o de poco dinero para comprar bienes o servicios.

Y entonces, el mecanismo de subir los tipos de interés para que los precios bajaran, y la de bajar los tipos de interés para reactivar el consumo funcionaba a la perfección.

Pero actualmente la situación es algo diferente, además de la enorme cantidad de dinero que ha puesto en circulación el BCE, la espiral inflacionista surge por factores totalmente ajenos al dinero que puedan tener o no los consumidores.

Todo se ha encarecido por la pandemia del Covid19 y de forma muy contundente por las consecuencias de guerra en Ucrania, llevando hasta el grado de la exageración el precio de la energía, las materias primas y los carburantes.

En definitiva, de todo aquello necesario para elaborar y transportar bienes y servicios y que inevitablemente se traslada al precio de compra que les llega a los consumidores.

Resulta difícil de entender que se encarezca el dinero cuando todo está muy caro por causas ajenas a los consumidores

Ahora, resulta muy paradójico o difícil de entender, que cuando las familias y las empresas se encuentran con un exagerado aumento de precios en la cesta de la compra, acompañado de un exacerbado aumento de las facturas de la luz y de los combustibles que les provoca un claro ahogamiento económico, lo más sensato sea encarecer el dinero, con lo que ello conlleva: desincentivar más el consumo provocando en un futuro muy próximo mucho más desempleo y a la vez traer excesivos aumentos de las cuotas en las revisiones de las hipotecas variables. Ya sabemos que aumentos de los tipos de interés implican subidas del Euríbor.

Es como añadir más problemas a los problemas, o como tirar leña al fuego.

El argumento principal de los defensores de aumentar los tipos de interés acosta de ahogar la economía, es que, si no se actúa ahora, después será mucho más difícil detener la crisis inflacionista.

Pero este argumento, también resulta complicado de sostener, porque puede resultar que la supuesta medicina agrave todavía más la enfermedad.

Aunque esto no pueda afirmarse con rotundidad, porque no podemos vaticinar el futuro, sí que se puede afirmar con seguridad que de momento la supuesta medicina va a agravar la dolencia o el padecimiento.

Y como se detectan titubeos e inseguridades en los mensajes que salen desde el BCE, el mercado interbancario no sube sus propios tipos de interés y el Euribor que es el índice que indica a que interés los bancos europeos se prestan dinero entre ellos, está perdiendo posiciones en los últimos días.

Por qué sube el Euríbor

Desde Hipotecas Plus, nos gusta explicarnos de la forma más clara y amena posible y además intentamos hacer pedagogía en cada artículo que escribimos porque sabemos que tratamos de temas complejos como las finanzas, la economía y el mercado de las hipotecas.

Tal vez este sea el primer artículo que leas de nuestra web y todavía te estés preguntando porque ahora sube tanto el Euríbor, precisamente cuando todo se encarece.

Te lo explicamos de forma fácil.

El dinero en Europa nace en el Banco Central Europeo (BCE).

De hecho, los billetes del euro aparecen firmados por quien es el presidente del BCE en cada momento.

De momento ha habido cuatro presidentes del BCE: Wim Duisenberg, Jean-Claude Trichet, Mario Draghi y la presidenta actual, Christine Lagarde y hay billetes de euro en circulación firmados por los que han sido presidentes. Aquí te mostramos cuatro billetes de 50 € firmados por las cuatro personas presidentes del BCE.

El BCE pone precio al dinero que produce, ese precio es el que se llama el tipo de interés.

Ahora el tipo de interés está en el 2%. Antes de julio estaba en el 0%, pero tras las tres últimas subidas en julio, septiembre y octubre de 50, 75 y 75 puntos básicos respectivamente, actualmente se encuentra en el 2%.

Los bancos europeos entonces compran dinero al BCE al 2%, por lo que, en el mercado interbancario, es decir, el dinero que se prestan entre sí los diferentes bancos europeos, tiene como base ese 2%.

Si quieren obtener beneficio con el dinero, evidentemente lo prestan más caro que al comprárselo al BCE, y por ello lo prestan por ejemplo al 2,5%, al obtenerlo al 2% desde el BCE.

El Euribor es un índice del valor medio al que los bancos europeos se prestan entre ellos el dinero, por lo que, si el BCE sube los tipos de interés, con la explicación anterior se entiende fácilmente porque sube el Euribor.

Datos actuales del Euribor

Es importante detenerse en la evolución del Euribor para saber cómo le afectará a nuestra hipoteca si es variable, ya que entonces casi con toda seguridad se encontrará vinculada al Euribor.

El Euribor ha experimentado una subida intermensual de 396 milésimas. Un avance muy importante interanual de 3,106 puntos y un alza acumulada en lo que va de año 3,131 puntos.

Lo que más preocupa con indicábamos al principio es la diferencia interanual, ya que las hipotecas se revisan anualmente, es decir, a partir de la diferencia que se crea entre el valor del Euribor actual y el valor del Euríbor de hace un año.

Os ofrecemos, como viene siendo habitual en nuestros artículos sobre el Euribor, la siguiente tabla de variaciones de diversas hipotecas en función de la deuda pendiente, adaptándola mes a mes a los nuevos datos.

Hemos añadido una nueva columna, hipotecas con deuda pendiente de 50.000 €. Lo hemos hecho, porque somos conscientes que también existen menores deudas hipotecarias pendientes, ya que hay hipotecas avanzadas, o hipotecas por las que se solicitó un capital menor.

Claramente se observa que el impacto de la subida del Euríbor es menor cuanto menor es la deuda que todavía resta por liquidar de la hipoteca.

La fila con los números en rojo, indican cuanto sube cada hipoteca que ponemos como ejemplo, a partir del Euribor actual: 2,629% y el Euribor de hace un año: -0,477%.

Las hipotecas utilizadas como ejemplo son hipotecas con deuda pendiente desde 50.000 € hasta 300.000 €. Todas tienen un plazo restante de 20 años y un diferencial sobre el Euríbor del 1%.

Las dos últimas filas corresponden a variaciones de las hipotecas con valores del Euribor del 3% y del 4%.

Todavía no nos encontramos en dichos valores, pero si se aplican nuevas subidas de tipos de interés se alcanzarán, si bien como hemos indicado anteriormente, existen muchas dudas si el BCE podrá continuar subiendo el precio del dinero en el 2023.

Encarecer el precio del dinero en un plazo de tiempo tan corto, como se está haciendo actualmente, puede dañar mucho la economía y hacer que toda la Eurozona caiga en recesión y el BCE no podrá actuar como si no viese o no le afectara nada.

Momento óptimo para comprar una vivienda

Cuando nos encontramos en un contexto de alta inflación, se espera que el precio de la vivienda suba, como lo hace en general toda la cesta de la compra.

Sin embargo, esta inflación es especial, como hemos venido comentando y nos podemos encontrar de forma fácil en una combinación de hipotecas con altos tipos de interés, junto precios bajos en la venta de viviendas.

Lo ideal sería aprovechar las oportunidades de precios buenos en las viviendas y fijarse ahora en las hipotecas fijas y alejarse de toda la incertidumbre que encierra ahora mismo el Euríbor con carreras al alza tan vertiginosas.

Conviene firmar una hipoteca fija antes de que se endurezcan las condiciones del mercado para este tipo de préstamos, teniendo en cuenta las elevadas subidas de tipos de interés desde el BCE en muy poco tiempo, como se está produciendo actualmente.

También hemos señalado, que el BCE podría no tener margen para subir más los tipos en 2023, pero tampoco podemos descartarlo. Lamentablemente, no podemos asegurar nada.

Previsiones Euríbor a corto y medio plazo. Previsión Euribor 2022, 2023 y 2024

El Departamento de Análisis de Bankinter empezó a señalar un Euribor del 3% para 2023 desde el mes pasado y ahora a finales de octubre lo sigue manteniendo.

Para 2022, deja un valor central para el Euríbor del 2,80% y contempla un retroceso del Euríbor para 2024, concretamente hasta situarlo en el 2,10% en dicho año.

Si el Departamento coloca para todo el 2023 un valor estimado central del Euríbor del 3%, y que en el 2024 bajará, es casi como decir, que el BCE no podrá subir más los tipos de interés pero que los mantendrá durante 2023 y que seguramente lo bajará en 2024, probablemente con una inflación mucho más moderada para ese año que permitirá relajar la política monetaria.

Pero las previsiones, pueden tener una vigencia muy corta, por lo que deberemos estar atentos a los acontecimientos y a las diversas situaciones que se van produciendo mes a mes.

Todos los indicadores económicos están llenos actualmente de volatilidad por las circunstancias excepcionales que hemos vivido y que seguimos sufriendo en los últimos años, pero debemos de ser conscientes que la volatilidad es muy frágil y que cualquier valor, indicador, índice o tasa que asciende exageradamente en un corto plazo de tiempo, experimentará pronto un retroceso muy significativo.

También tenemos que ser conscientes del poder que tienen las instituciones económicas para congelar y mantener aquel valor, tasa o índice que más les interese. Deberemos prestar mucha atención a todos estos factores en los próximos meses.

2 respuestas a “El Euribor sube en octubre hasta el 2,629% pero frena su tendencia alcista”

  1. Juan dice:

    Buenos días.
    Tengo un préstamo hipotecario a 25 años de 156.263,15 € con tipo de interés Euribor + 045. Actualmente me quedan unos 38.000 € y poco más de 5 años para concluirlo. Será revisado este próximo mes de diciembre con respecto al Euribor de octubre de 2022.
    ¿Cuánto se incrementará la mensualidad si en la actualidad estoy pagando 615,32 €? ¿Merece la pena realizar subrogación por hipoteca a tipo fijo?
    Gracias y saludos.

    • Antonio Beltrán dice:

      Hola Juan,
      La subida será muy poca cosa y NO, y con el plazo que te queda y el capital pendiente no te merece la pena cambiar la hipoteca a tipo fijo ya que la oferta que presentan los bancos a día de hoy es de una media del 3,5% a un 4,5%.Tienes una muy buena hipoteca!

¿Tienes alguna pregunta?. Preguntanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.