El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%

El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%

1 abril, 2022 | Antonio Beltrán


Last Updated on 2 semanas by Antonio Beltrán

El Euríbor ha cerrado el mes de marzo de 2022 con una significativa subida, situándose en el – 0,237%, que resalta sobre el Euribor del mes anterior que fue del -0,335%, pero contrasta especialmente con el Euribor de hace un año, es decir, el correspondiente a marzo de 2021 que fue del -0,487%.

El Euríbor es mucho más que un índice hipotecario, y evidentemente le afecta en grado sumo la situación económica global y especialmente la europea. Es además un índice muy relacionado con la inflación, con la evolución de los precios y con el precio del dinero. Y la situación actual en la que nos encontramos, es de una muy alta inflación, que ya venía destacándose hacia finales del 2021 y principios del 2022 y que ahora se enfatiza fuertemente como consecuencia de la guerra en Ucrania.

Las materias primas y la energía se han encarecido de forma notable y ello repercute inevitablemente en la subida general de prácticamente todos los precios. Además, grandes potencias europeas como Alemania y Francia dependen de forma considerable del gas procedente de Rusia, lo que complica más la problemática del encarecimiento de precios y el encuentro de posibles soluciones para superar las tensiones internacionales.

El Euribor experimenta una tendencia claramente alcista, como consecuencia de la alta inflación

La inflación en la Eurozona ya se situó en el 5,9% en febrero y como consecuencia de la guerra la situación se ha agravado. Ahora, nos encontramos con una tasa interanual del 9,8%, que es el valor más alto desde mayo de 1985, es decir, desde hace 37 años.

El Banco Central Europeo (BCE), ya observó hacia finales de 2021 altas tasas de inflación, pero se atribuyeron a desequilibrios económicos provocados por la pandemia del Covid-19, y se diagnosticó que tendrían un carácter puntual.

Sin embargo, en los meses posteriores, la alta inflación no remitió y el problema de subida de precios, que fue considerado de forma previa como ligeramente temporal, se le empezó a catalogar de estructural. A partir de ahí, se produjo un punto de inflexión en la evolución del Euribor y comenzó a desapegarse de sus valores más bajos.

Los mercados empezaron ya a pronosticar que el BCE se vería probablemente abocado, en un futuro próximo, a encarecer el precio del dinero, es decir, a subir los tipos de interés.

Y el conflicto bélico iniciado el 24 de febrero de 2022, ha enfatizado mucho más la problemática de la alta subida de precios.

Ya conocemos la medida estrella que tiene el BCE, siempre que la inflación se le sitúa por encima del 2%. No es otra que la de subir los tipos de interés. Si se suben los tipos de interés, también sube el Euribor, ya que ambos indicadores siguen trayectorias paralelas.

Subir los tipos de interés, es encarecer el dinero y el BCE lo hará para contrarrestar o contener la subida general de precios y conseguir que estos vayan bajando hasta convertirse en asumibles por los consumidores y las empresas.

Aunque el BCE todavía no haya subido los tipos interés, con una inflación del 9,8%, el mercado interbancario, ya contempla la medida como inevitable, y por ello en dicho mercado, es decir, en el que las entidades financieras se financian dinero entre sí, ya se lo están prestando a intereses más altos, que es definitiva el valor que señala el Euribor.

Ante la situación de alta inflación, el Euribor a 12 meses, que es el Euribor hipotecario, durante el mes de marzo, a excepción del día 2, no ha hecho otra cosa día tras día que subir.

Así pues, si inició el primer día del mes con el valor del -0,363%, el 31 de marzo el valor diario ha sido del -0,073%, es decir, acercándose mucho ya, en tan solo un mes, a la zona positiva. Finalmente, la media aritmética de los valores diarios del Euribor a 12 meses, que es con la que se señala el Euribor hipotecario de cada mes, se ha quedado en el – 0,237%.

Los datos del Euribor son un alza intermensual de 98 milésimas, un incremento interanual de 0,250 puntos y una subida acumulada durante el 2022, de 0,265 puntos, con respecto al último valor del Euribor en el 2021. Una tendencia claramente alcista, como consecuencia de la alta inflación.

Previsiones Euribor 2022 y 2023

Actualmente, realizar previsiones del Euribor resulta muy complejo y hay que analizar la situación mes a mes. Al terminar febrero de 2022, aunque ya se observaba una clara senda alcista, no se podía prever que las subidas del Euribor durante el mes de marzo llegaran a ser tan pronunciadas.

Recordemos que el último valor del Euribor a 12 meses, el correspondiente al día 31 de marzo del 2022, ya es del -0,073%, es decir, bastante cerca de la zona positiva; de encontrarse por encima del 0%. Hace tan solo tres meses todavía hablábamos de un Euribor en torno al -0,50 y cercano a su mínimo histórico.

El Departamento de Análisis de Bankinter, se ha visto obligado a revisar sus previsiones con urgencia, y si hasta hace bien poco señala un Euribor negativo hasta finales de 2023, ahora pronostica que el Euribor se encontrará en positivo para finales del 2022. De esta manera, vislumbra un valor del Euribor del 0,40% para 2022 y del 0,80% para el 2023.

Queremos insistir en que nos encontramos en unos meses llenos de incertidumbre y resulta complicado saber cuál será la situación incluso dentro de un mes. Puede que la guerra se prolongue, pero puede ser también que se encuentre una repentina solución al conflicto.

También habrá que examinar los efectos de las importantes medidas que se están tomando desde los diferentes gobiernos europeos, para afrontar la alta subida generalizada de los precios y con el fin de amortiguar los efectos económicos adversos que la tensión internacional está provocando sobre las familias y las empresas.

¿Es el momento ideal para cambiarse a hipoteca fija?

Es muy probable que muchos ciudadanos que tienen su hipoteca a interés variable o que vayan a firmar una hipoteca próximamente, se hagan la pregunta de si cambiar su hipoteca de tipo variable a tipo fijo, o firmar directamente una hipoteca a interés fijo, en el caso de los nuevos compradores.

Tiene que ser una decisión que deberá tomar en última instancia el consumidor. En unos momentos de tan alta incertidumbre se hace muy complicado aconsejar cual es la mejor opción.

El Euribor está subiendo de forma importante ahora, pero a una subida tan pronunciada, en un momento de alta tensión como el actual, puede seguirle una caída también brusca en cuanto el panorama internacional se resuelva. Pero son solo conjeturas, y puede también que el Euribor siga subiendo, aunque de una forma más gradual, en cuanto haya más estabilidad y tranquilidad en la Eurozona.

Hay también expertos que señalan que es el momento óptimo para pasar de hipoteca variable a fija, consiguiendo un interés fijo del 1%, para toda la vida del préstamo y así despreocuparse del Euribor. Esta opción también resulta válida para los que van a firmar una hipoteca nueva.

En el caso de cambio de hipoteca, se trataría de una novación hipotecaria, si cambiamos la opción de tipo variable a fijo con el mismo banco donde ya se tiene la misma, o de subrogación, si se traslada la hipoteca a otra entidad financiera.

Hay que tener presente que, si el consumidor quiere cambiar su hipoteca de tipo fijo a variable, ya sea por novación o subrogación, tendrá que pagar el valor de la tasación de la vivienda y una comisión correspondiente a dicho cambio si la hipoteca tiene menos de 3 años desde que fue contratada (máximo un 0,15% de la deuda hipotecaria pendiente). Es muy importante pensarlo bien y asesorarse profesionalmente.

Las hipotecas inevitablemente se encarecen

Siempre nos gusta dar la noticia de que las hipotecas se abaratan, ya que esto mejora la economía de muchas familias, pero desafortunadamente este mes no podrá ser.

El Euribor se ha situado de forma clara por encima de los valores de hace 3, 6 o 12 meses, por lo que las hipotecas vinculadas al Euribor que se revisen con el valor de marzo de 2022, van a tener una cuota mensual más alta después de la revisión.

Una hipoteca referenciada al Euribor más un diferencial del 1%, con un capital pendiente de 100.000 euros, con un plazo restante de 20 años, que se revise anualmente con el dato de marzo, pasará de una cuota mensual de 438 euros a otra de 449 euros. Esto supone una subida mensual de 11 euros, o una subida anual de 132 euros.

Con un capital pendiente de 200.000 euros, y con el resto de condiciones iguales a la hipoteca anterior, la cuota mensual pasará de 877 euros a 899 euros. Esto se traduce en una subida en la cuota mensual de 22 euros, o un incremento anual de 264 euros.

Si la hipoteca tiene una deuda pendiente de 300.000 euros, la cuota pasa de 1315 euros, a 1348 euros. Esto supone, una subida mensual de 33 euros, o una subida anual de 396 euros. Todos los datos anteriores son aproximados.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%
El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%
El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%
El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%
El Euribor vuelve a subir en marzo hasta el – 0,237%
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162