El seguro de hogar y su vinculación con la hipoteca

23 junio, 2022 | M Aparicio

Nuestra vivienda probablemente es la pertenencia más valiosa que poseemos, y además de todo el valor emocional que entraña para nosotros y nuestra familia, habrá supuesto seguramente una importante inversión económica, encontrándose concentrados de forma considerable en ella, nuestros ahorros.

Para proteger nuestro hogar y, en definitiva, quizás la parte más importante de nuestro patrimonio, debemos contar con un buen seguro de hogar.

Seguro de hogar e hipoteca

El seguro de hogar no es obligatorio, aunque si la vivienda está hipotecada, sí que debe encontrarse asegurada contra los daños derivados de un incendio.  En este caso, se trata del seguro de hogar que contemple al menos la cobertura de protección básica, que es aquella que la cubre en caso de incendio, rayo, explosión, inundación…

Debemos saber que un seguro de hogar básico, que sí que es obligatorio en el caso de que la vivienda se encuentre hipotecada, solo la cubrirá por incendio o por daños provocados por causas naturales.

La entidad financiera que nos apruebe la hipoteca, puede concedernos condiciones mejoradas en la misma, como, por ejemplo, un menor diferencial sobre el Euribor para las hipotecas variables, o un menor tipo de interés en las hipotecas fijas, si contratamos su seguro de hogar junto con otras vinculaciones, como el seguro de vida y la domiciliación de la nómina.

Se trata de un tipo de hipoteca bonificada por asociar a la hipoteca productos comercializados por el banco, pero como comentamos, no es obligatorio.

La vivienda y los siniestros

El hogar es el lugar donde transcurre una parte muy importante de nuestra vida y pueden pasar en ella muchísimas cosas que no deseamos. Muchas no tendrán prácticamente importancia, pero otras ya supondrán cierta gravedad, y desgraciadamente también pueden suceder graves infortunios que pongan toda nuestra vivienda en riesgo.

Seas inquilino, sea tu primera residencia o segunda residencia, te conviene contratar un seguro de hogar.

Los siniestros que con más facilidad se producen son las roturas de cristales, los provocados por el mal estado de las cañerías, los derivados de problemas eléctricos que causan pequeños incendios o cortocircuitos y los daños a terceros, es decir, los daños que se provocan desde nuestro hogar a otras viviendas o personas. A estos últimos siniestros, se les conoce como responsabilidad civil y es muy recomendable que se encuentren cubiertos en nuestro seguro de hogar.

Hay buenos seguros que nos protegerán prácticamente de todo, desde los pequeños contratiempos, como por ejemplo la rotura de un cristal, hasta sucesos graves como robos, incendios, daños por agua, etc.

Tipos de seguros de hogar

Para entender mucho mejor el seguro de hogar y sus diferentes modalidades, vamos a comenzar con una clasificación clara de su tipología. Debemos de saber que hay cuatro tipos de seguro de hogar:

  • Seguros de hogar para proteger el continente
  • Seguros de hogar para proteger el contenido
  • Seguros de responsabilidad civil del hogar
  • Seguros multirriesgo para el hogar

Seguros del hogar del continente

Seguros para proteger el continente: Por continente debemos de entender la estructura y la construcción. ¿Qué se entiende por el continente? Pues el continente en el seguro de hogar, se refiere a los cimientos, suelos, estructuras, los suelos, paredes, techos, las cubiertas, los sanitarios y las ventanas.

Además, el continente también englobaría las instalaciones fijas de agua y de electricidad, las instalaciones de climatización y otras instalaciones semejantes. También, cualquier ingrediente o componente que se coloque de modo fijo a la vivienda, formará parte del continente, es decir, la pintura o el papel de empapelar paredes, madera, parquets, etc.

Seguros del hogar del contenido

Seguros para proteger el contenido: Por contenido en la vivienda se entiende los bienes que hay en su interior, como los muebles y electrodomésticos. También se refiere al ajuar doméstico como efectos personales, utensilios, ropas, objetos de valor, etc.

Hay que tener presente que es muy importante leerse muy bien las coberturas y el condicionado de cada seguro, porque puede darse, que algunas aseguradoras consideren algún elemento como contenido, cuando puede que la mayoría las considere como continente, como ocurre a veces con las instalaciones fijas de climatización.

Regla para diferenciar claramente lo que es continente y contenido

Existe una ocurrente idea o regla que nos puede ayudar a diferenciar entre lo que es continente y contenido en nuestro hogar.

Debemos de imaginar que nuestra vivienda se da la vuelta.

Pues bien, todo aquello que permaneciera, es decir, el techo, el suelo, las paredes, las instalaciones fijadas, la estructura en general, sería el continente.

Sin embargo, todo aquello que cayera si a nuestro hogar se le diera la vuelta, como los muebles, los electrodomésticos, las joyas, la ropa… sería el contenido.

De todas maneras, como hemos comentado, hay que revisar bien cada póliza, sus coberturas y su condicionado, porque determinados elementos puede que se les considere continente o contenido dependiendo de cada seguro.

Seguros de responsabilidad civil del hogar

Seguros de hogar para la responsabilidad civil: En este caso hablaríamos del seguro que cubriría los daños producidos por el asegurado a terceros.

Si, por ejemplo, se ha desbordado el agua en nuestra vivienda y hemos causado goteras al vecino de abajo, el seguro de responsabilidad civil nos cubriría y nos evitaría tener que pagarle los gastos causados por la reparación de su techo.

Este seguro de responsabilidad civil, es muy recomendable, ya que te evitará muchos problemas, como el de perder el tiempo para arreglar el problema causado a otros, te ayudará a tener una convivencia pacífica con tu vecindario y especialmente te libra de tener que pagar todas las facturas de restauración o reparación que conlleven los daños producidos al vecino.

El seguro de responsabilidad civil de hogar cubre tanto los daños materiales (responsabilidad inmobiliaria) como los daños personales.

Generalmente, en la responsabilidad civil se incluye tanto los daños causados por la propia vivienda, como por el titular de la misma o sus familiares que habitan en el mismo hogar. Se le conoce como responsabilidad familiar.

¿Si no tengo vecinos es conveniente tener un seguro de hogar con responsabilidad civil?

Si no tienes vecinos, también es muy recomendable contar con la cobertura del seguro de responsabilidad civil del hogar.

Imagínate que desafortunadamente se cae algún ladrillo de tu fachada o alguna teja del tejado de tu casa, sobre un viandante o causa un destrozo sobre un vehículo.

En este caso, el seguro te cubrirá y no tendrás que hacerte cargo de ninguna indemnización o reparación de daños, los cuales podrían suponerte una considerable cuantía económica.

Ya sabes que en una vivienda puede pasar de todo, y seguramente cuando menos te lo esperes, así que conviene estar protegido contra el daño que podamos causar a terceros.

Seguros multirriesgo para el hogar

Seguros de hogar multirriesgo: Los anteriores tipos de seguros se pueden contratar de forma individual, es decir, con cobertura específica de continente, de contenido o de responsabilidad civil, pero también es posible realizar una combinación de todos los tipos y crear un seguro multirriesgo de hogar.

El seguro multirriesgo es un producto asegurador que trata de cubrir una gran e importante cantidad de riesgos que pueden producirse en tu domicilio.

En este caso, hablamos no solo de la responsabilidad civil a terceros, sino también del continente, en cuanto a la estructura y la construcción, el contenido, como los muebles y electrodomésticos y en general los bienes que tenemos en nuestro hogar.

Los seguros multirriesgo de hogar incluyen un gran conglomerado de coberturas sobre situaciones y riesgos que pueden darse en el hogar con relativa facilidad o frecuencia:

  • Daños materiales como los provocados por incendios, explosiones, por desbordamientos de agua incontrolados, roturas…
  • Daños por robo o por actos vandálicos: destrozo de mobiliario o daños en cualquier elemento del hogar, robo de dinero o joyas…

Al sufrir un robo, o extraviar las llaves, resulta muy conveniente realizar un cambio de cerraduras, y que este coste este cubierto.

Un buen seguro multirriesgo de hogar cubrirá también la necesidad de cambiar las cerraduras.

  • Daños por fenómenos meteorológicos, como los provocados por fuertes vientos, lluvias, granizo, nieve…
  • Asistencia en el hogar: cubriría los gastos ocasionados por las reparaciones que fueran necesarias en el hogar. 

También puede la aseguradora conectar al asegurado con diferentes especialistas o técnicos profesionales especializados en los diferentes tipos de reparaciones, que se puedan hacer necesarias en el domicilio.

  • Daños eléctricos como los provocados por cortocircuitos o subidas de tensión.
  • Daños de terceros: si nuestro hogar sufre ruina por las obras de otros, el seguro multirriesgo podrá cubrirnos los daños.
  • Defensa jurídica: Esta cobertura nos puede proteger de muchos apuros y problemas legales cuando se producen. Puede ir desde un servicio de asesoramiento jurídico vía telefónica, hasta la defensa jurídica real pagando todos los gastos generados.

Los seguros multirriesgo son muy flexibles y podemos contratar asistencia jurídica y legal, reclamaciones de daños y perjuicios, defensa penal, apoyo específico para viviendas en alquiler (impagos, vandalismo por parte de los inquilinos, …), reclamaciones por incumplimiento de contratos de servicios para nuestro hogar como limpieza, mudanzas, … etc.

  • Cobertura tecnológica: Nuestros hogares cuentan cada vez con más elementos que incorporan tecnología.

El seguro multirriesgo con cobertura tecnológica podrá hacerse cargo si así lo incluye en la póliza. Se refiere a la instalación, actualización o reparación de los diferentes dispositivos que contamos en nuestro hogar.

También podemos protegernos de forma opcional el móvil, por daños accidentales, cubriendo su cambio o reparación. Además, podemos establecer cobertura que nos indemnizará por uso fraudulento de nuestro móvil, al haber sido extraviado o robado.

Estos son ejemplos de coberturas que contienen o que podemos añadir a los seguros multirriesgo de hogar, pero conviene leerse bien todo el condicionado y todas las coberturas del seguro para saber bien que situaciones o riesgos están cubiertos y cuáles no.

El seguro multirriesgo del hogar puede adaptarse y personalizarse al ser muy flexible

Los seguros multirriesgo tienen la gran ventaja de que disfrutan de una gran flexibilidad y se pueden adaptar fácilmente a las necesidades, posibilidades y deseos del asegurado.

Resultan relativamente cómodos de personalizar, y pueden prácticamente cubrir cualquier riesgo que nos imaginemos sobre el cual deseemos estar protegidos.

El seguro multirriesgo de hogar puede protegernos a nosotros, a nuestra familia e incluso a nuestras mascotas, por ejemplo, si causan daños a terceros, no solo dentro de nuestro hogar, sino también fuera del mismo.

¿Qué seguro de hogar me conviene más?

Cada persona o familia tiene su propio estilo de vida, su economía, sus propias circunstancias y posibilidades y dependerá de cada asegurado decidir entre aquel seguro que le resulta más necesario o conveniente.

Valorar a que se va a destinar la vivienda

Debemos valorar también si se trata de nuestra vivienda habitual, segunda residencia o una vivienda que destinamos al alquiler.

Vivienda en alquiler

Si alquilo mi piso o casa, deberé informar a la aseguradora, porque en los alquileres hay un riesgo adicional, ya que, aunque muchos inquilinos son responsables y siempre se mueven en el terreno de la legalidad, siempre no ocurre así.

De esta manera, la aseguradora también nos podrá incorporar la cobertura que nos proteja ante impagos o vandalismo por parte de los inquilinos y que nos proporcione además defensa jurídica.

No comparar seguros de hogar solo por el precio, sino también por sus coberturas y condicionado

Si comparamos los seguros del hogar únicamente atendiendo a su precio, es muy probable que cometamos errores importantes. Es necesario comparar seguros del hogar atendiendo tanto a su precio como a las coberturas que ofrece y a su condicionado.

Procurar que la cuantía por responsabilidad civil no esté muy ajustada

Hay que procurar que la cuantía económica por la responsabilidad civil no sea muy ajustada, porque si desafortunadamente se producen daños a terceros de gravedad, los gastos ocasionados para la reparación o el pago de indemnizaciones, pueden sobrepasar la cantidad establecida en la póliza, teniendo entonces que pagar el asegurado toda la cuantía que exceda de la cantidad asegurada.

Por esta razón, te volvemos aconsejar que no contrates una póliza solo por haberla comparado con otras, mirando el precio. Compara los seguros mirando conjuntamente precio y coberturas. También presta mucha atención al condicionado y a las exclusiones.

Pedir a la aseguradora un presupuesto atendiendo a nuestras circunstancias y necesidades

Con el fin de lograr una estimación de cuánto puede costar un seguro de hogar adaptado a nuestras necesidades y posibilidades, podemos contar con la propia aseguradora que según los datos que le ofrezcamos nos proporcionará un presupuesto.

Confiar en una compañía solvente, sólida y de dilatada trayectoria

Es muy conveniente contratar nuestro seguro de hogar con una aseguradora que este respaldada por su solidez, por su extensa trayectoria y experiencia y por poseer una extensa cartera de clientes satisfechos que confían en ella.

Por ejemplo, la compañía aseguradora Zurich destaca por su robustez y solvencia, lo que de por sí es ya una garantía, que nos da la tranquilidad y la seguridad de que en ella podemos confiar.

En Zurich se adaptan a las necesidades de protección del hogar que el asegurado necesita, ya sea en vivienda habitual, como en segunda residencia o si la destinamos al alquiler. Ofrecen tres tipos de protección: la sencilla, la estándar y la total.

Evitar la sobreprotección en el seguro de hogar

No sobreprotejas tu vivienda. Un error que puede cometerse, es caer en la sobreprotección. Por ejemplo, pagar coberturas que ya están establecidas por el seguro de la comunidad.

También debemos de saber, que por mucho dinero que paguemos por nuestro seguro, este solo nos cubrirá por lo que realmente valen las cosas.

Contar con la ayuda y asesoramiento profesional de Hipotecas Plus

Es muy posible que tengas dudas a la hora de contratar un seguro de hogar. En Hipotecas Plus conocemos muy bien los seguros, ya que son productos muy ligados a la hipoteca, especialmente el seguro de vida, el de protección de pagos y el seguro de hogar.

Seas inquilino o propietario de la casa en la que vives, te podemos ofrecer 3 tipos de seguro con Zurich que se adaptan a tus necesidades y a tu presupuesto, con la confianza en que tu hogar esta bien protegido.

Si tienes cualquier tipo de consulta o inquietud no dudes en contactarnos, te ayudaremos y te asesoraremos profesionalmente.

¿Tienes alguna pregunta?. Preguntanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.