Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva

Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva

12 mayo, 2022 | Raquel Ruiz


Conseguir una hipoteca para una vivienda nueva es un gran sueño al que aspiran muchas personas y familias, sin embargo, puede darse una serie de dificultades que impida que se cumpla este deseo y muchas veces las complicaciones se derivan de no tener una economía solvente o no disponer de los ahorros necesarios.

Con Hipotecas Plus, estas dificultades se pueden minimizar de forma importante y puede ser la diferencia o la ayuda clave que necesita una persona o familia para conseguir finalmente la aprobación de la hipoteca por parte de la entidad financiera.

Los bancos en la vivienda nueva conceden hasta el 80% de su precio, y en Hipotecas Plus conseguimos un 10% adicional, es decir, llegamos a conseguir hasta el 90% de la financiación, siempre que el inmueble se valore por el mismo precio de compra.

Tendencia y gráfico de la venta de viviendas nuevas y usadas

La compraventa de viviendas y la constitución de hipotecas sigue una tendencia al alza muy positiva, y este dato es posible tomarlo como indicador actual de la buena salud economía de las familias.

A pesar de que la incertidumbre por el Covid-19 todavía no se ha disipado totalmente y que nos encontramos con la inquietud general provocada por la actual tensión internacional, estamos en lo que se refiere a la compra de vivienda nueva, con números altos que no se veían desde 2014.

Como vemos en el gráfico, la compra de vivienda usada y la compra de vivienda nueva, durante los primeros años de la crisis iniciada a finales de 2007, llegaban a señalar valores muy similares.

Gráfico viviendas nuevas, viviendas usadas y total desde el 2007 hasta 2022

A finales de 2013, empezó una clara divergencia entre la vivienda usada y la vivienda nueva. La vivienda de segunda mano se convirtió en una clara opción sobre la vivienda nueva y esta diferencia ha ido creciendo a lo largo de los años y se mantiene en la actualidad.

También observamos en el gráfico una abrupta caída en la compra de viviendas en los peores meses de la pandemia por el Covid-19 y durante el confinamiento. En el segundo semestre de 2020 comienza una recuperación y una tendencia alcista que se mantiene actualmente.

Financiación del 90% del precio de la vivienda nueva a través de Hipotecas Plus

La financiación en forma de hipoteca que ofrecen los bancos para la compra de obra nueva, es la misma que para la compra de vivienda usada: el 80% de la tasación.

En el caso de vivienda usada, es más fácil conseguir una mayor financiación para poder comprar de forma más holgada, si el comprador consigue que el vendedor le venda la vivienda por un valor inferior al de la tasación.

En el caso de la vivienda nueva, una tasación nunca suele ser superior a su precio, así que el comprador tendrá que conformarse con que el banco le conceda el 80% del precio de la vivienda nueva y tendrá que tener unos ahorros que lleguen al otro 20%, añadiendo a esta cantidad también los gastos de escritura de compraventa: Notaria, Registro de la propiedad, IVA (10% salvo en viviendas de protección oficial que es del 4%), Impuesto de Actos Jurídicos Documentos (IAJD, varía en función de la comunidad autónoma) y gestoría.

A través de Hipotecas Plus, podemos llegar a conseguir para el cliente el 90% del precio de la vivienda nueva, siempre que el inmueble se valore por el precio de compra.

Podemos lograr, por tanto, un 10% adicional para la compra de vivienda nueva, gracias a que Hipotecas Plus constituye un bróker hipotecario, se trabaja en el mercado hipotecario al por mayor y se dispone de una gran cantidad de contactos que facilitan mucho el logro de que se concedan las hipotecas para nuestros clientes.

Además, ofrecemos un acompañamiento y un asesoramiento total durante todo el proceso y evitamos que el cliente cometa errores que le puedan perjudicar económicamente desde el inicio de la hipoteca o en el futuro, como un contrato hipotecario en la que se incluyan cláusulas abusivas y que pueden pasar desapercibidas por el consumidor sin el asesoramiento adecuado.

¿Es mejor comprar obra nueva o vivienda usada?

Es difícil dar una respuesta correcta porque ambas tienen sus pros y contras y depende de las posibilidades, prioridades y deseos de cada comprador.

Habrá consumidores que dadas sus particularidades y sus necesidades les resulte muy conveniente una vivienda usada, y sin embargo para otros la vivienda de obra nueva les puede resultar ideal.

Ventajas de la obra nueva

La vivienda nueva tiene como primera ventaja, aquella que resulta más evidente, que es nueva y la estrena el comprador. Nadie ha vivido en ella antes y seguramente podrá disfrutar de características más modernas que resultará difícil encontrar en una vivienda usada, como más modernidad en la construcción y en los materiales utilizados.

Las viviendas de obra nueva también son más eficientes energéticamente, disponen de mejores comodidades y más y modernas zonas comunes, como piscinas, pistas de tenis o pádel, zonas para niños, garajes, trasteros, etc.

En la obra nueva se cuenta con la garantía del promotor durante unos años, y esto es una ventaja que no se dispone en el caso de la vivienda usada.

Si se compra vivienda nueva, generalmente no se tendrá que realizar reformas para conseguir que el inmueble sea más moderno o funcional, a no ser que desde el primer momento el comprador ya quiera adaptarla a sus gustos y necesidades.

En la vivienda usada, sí que es más habitual tener que hacer alguna que otra reforma, cuando es adquirida por un nuevo propietario.

Ventajas de la vivienda de segunda mano

Parece que son todo ventajas para la vivienda de obra nueva, pero no es así.  Las viviendas de segunda mano también tienen sus propias ventajas.

Una ventaja es que se puede encontrar con más facilidad una vivienda de segunda mano cerca del lugar donde se desea vivir, pero, en la obra nueva se tendrá que vivir donde se haya construido, se esté construyendo o se vaya a construir si se compra sobre plano.

Otra ventaja, quizás la más importante, es el precio. Es natural que, si hablamos de la misma zona, el inmueble usado tenga un precio por metro cuadro inferior al correspondiente a obra nueva. El precio puede ser la diferencia clave entre conseguir o no la hipoteca por parte de la entidad financiera.

En la vivienda de segunda mano, el comprador puede ponerse a vivir en un plazo mucho más corto que el comprador de vivienda de obra nueva. En la vivienda nueva depende mucho de que en fase de construcción se encuentre, pero si se compra sobre plano, puede que se tenga que esperar bastantes meses para entrar a vivir en ella, puede ser que estemos hablando de uno o más años.

Los gastos de la comunidad suelen ser inferiores en la vivienda usada, aunque esto es algo muy general, pues depende de muchos factores como es el número de vecinos o si se dispone o no de muchas zonas comunes extra.

También decir que si el edificio tiene muchos años pueden llegar con más facilidad las llamadas derramas que implican gastos extra para reparar deterioros comunes.

Como vemos, tanto las viviendas nuevas como las usadas tienen sus ventajas e inconvenientes y depende de cada consumidor la valoración final de aquello que le resulte más conveniente dependiendo de sus deseos, necesidades y posibilidades.

También hay que tener presente que se pueden encontrar buenas oportunidades tanto de obra nueva como de usada que inclinen la balanza a favor de una u otra opción.

Resumen y conclusiones

La compra de viviendas está experimentando una tendencia alcista muy positiva a pesar de la coyuntura económica actual, lo cual puede ser tomado como un indicador general de la buena salud economía de las familias.

La adquisición de vivienda de obra nueva y usada tiene sus propias ventajas y sus particulares inconvenientes. La idoneidad de adquirir obra nueva o de segunda mano depende de las necesidades, prioridades, posibilidades y deseos de cada consumidor y también depende de las oportunidades existentes de cada opción.

Los bancos ofrecen un 80% de la tasación de la vivienda, y esto ocurre tanto en la hipoteca para obra nueva como para el inmueble usado.

La vivienda nueva no se tasa a un valor superior a su precio, así que el comprador deberá disponer ahorros para afrontar el 20% restante, más los gastos de escritura, gestoría, registro y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que depende da cada Comunidad Autónoma.

Hipotecas Plus consigue mejores condiciones hipotecarias y puede lograr para sus clientes hasta el 90% de financiación en la hipoteca de obra nueva, y esta es una ventaja sustancial que puede suponer la diferencia entre poder hacer realidad o no el deseo de adquirir una vivienda nueva.

Además, Hipotecas Plus ofrece asesoramiento constante y acompañamiento en todo el proceso, lo que lleva a evitar la comisión de errores, como puede ser la firma de cláusulas abusivas que perjudiquen gravemente al consumidor, en unos trámites tan importantes como son la constitución y formalización de una hipoteca.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva
Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva
Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva
Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva
Hipoteca para compra de vivienda de obra nueva
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162