¿Qué cubre normalmente el seguro del hogar?

23 diciembre, 2022 | M Aparicio

Antes de señalar que es lo que cubre normalmente el seguro de hogar, es importante que conozcamos porque es muy recomendable contar con él y que distintos tipos existen en el mercado.

El hogar es para muchas familias su bien más preciado. Nuestro bienestar y confort depende en buena media de cual sea su estado y situación.

Resulta crucial contar con un buen seguro de hogar que nos deje protegidos ante incidencias y problemas de cualquier índole que puedan menoscabarlo.

Además, gracias al seguro, los daños que se produzcan en nuestra vivienda podrán ser rápida y eficazmente solucionados para que nuestra vida diaria no se vea prácticamente alterada.

Sin seguro de hogar, no solo es nuestro bienestar personal y familiar el que puede verse seriamente perjudicado, sino también nuestro bolsillo.

Cualquier pequeña reparación como por ejemplo el daño causado por una gotera puede superar fácilmente los 500 €, y también pueden ocasionarse daños a los vecinos, por lo que la factura final puede dispararse.

Así que conviene estar bien cubiertos por el seguro de hogar que nos ayude a salir de un repentino atolladero, para que no se comprometa ni nuestro bienestar, ni nuestra economía.

El seguro de hogar, la hipoteca, el banco y la ley

El banco nos podrá ofrecer una hipoteca bonificada, seguramente con un menor tipo de interés, si contratamos a través de él diversos productos vinculados, como por ejemplo el seguro de vida y el seguro de hogar.

Debemos de saber que, si nuestra vivienda no se encuentra hipotecada, no estamos obligados a tener un seguro de hogar.

La ley nos obliga, sin embargo, si la vivienda se encuentra bajo garantía hipotecaria, a contratar un seguro de hogar de protección básica contra daños con las coberturas esenciales.

Y deberemos contar con el seguro de hogar durante todo el tiempo de la hipoteca.

Tipos de seguros de hogar

Los seguros de hogar siempre cubren el continente, que es la estructura de la vivienda. Los suelos, techos y las paredes es lo que normalmente se entiende por continente

Pero conforme vamos aumentando en coberturas, existen seguros de hogar que también cubren el contenido, es decir, los bienes que dentro del hogar tenemos, como los diferentes enseres, muebles y objetos de valor.

Los seguros de hogar deben incluir la responsabilidad civil, con el fin de encontrarnos bien protegidos y defendidos ante daños a terceros desde nueva vivienda.

Si damos un paso más, ya nos encontramos con los seguros multirriesgo de hogar, que como su nombre indica, constituyen una póliza que trata de proteger el hogar del asegurado ante cualquier accidente, albergando por supuesto la responsabilidad civil, el continente y el contenido.

Se llama seguro multirriesgo de hogar porque trata de dar respuesta o cobertura a los múltiples posibles riesgos en los que puede quedar comprometida nuestra vivienda.

¿Qué cubre normalmente el seguro de hogar básico?

Normalmente los seguros de hogar básicos incluyen coberturas generales que nos protegen ante los incidentes más comunes.

Aquí te mostramos un listado de lo que normalmente cubre el seguro de hogar básico:

  • Daños causados por fenómenos meteorológicos adversos: viento, inundaciones, granizo, lluvias, rayo…
  • Daños por el agua: inconvenientes provocados por filtraciones, tuberías rotas, descuidos en no cerrar grifos…
  • Daños por incendio: todos los daños materiales provocados por el incendio, además de los gastos correspondientes a la extinción del incendio, el desescombro o tareas de demolición.
  • Robos y hurtos: sustracción de bienes y los daños causados, reparación y/o reemplazo de cerraduras.
  • Daños provocados por presión o depresión de gases y vapores.

 

  • Daños provocados por la intervención de la policía o los bomberos.

 

  • Rotura de vitrocerámica, placas de inducción espejos y cristales: es la cobertura que alberga los imprevistos más comunes y que por tanto es la que más se usa.

 

Aquí estarían cubiertos todos los espejos, ventanas, cristales, vidrieras, tragaluces, claraboyas y todo lo relacionado con el cristal.

También quedan incluidos otros productos creados con materiales como el metacrilato, la piedra y el mármol.

  • Actos vandálicos: Esta es una cobertura diferente a la de robos y hurtos, ya que el fin de los actores no es el robo en sí mismo, sino el de ocasionar daño en la vivienda intencionadamente.

 

Estos actores agentes de los daños intencionados, no deben pertenecer al entorno de la persona asegurada, es decir, no deben ser ni amigos, ni familiares ni convivientes en el hogar.

  • Responsabilidad civil: la responsabilidad civil debe considerarse una cobertura básica, ya que nuestra economía y nuestra situación jurídica pueden verse fácilmente comprometidas por cualquier daño que causemos a terceras personas desde nuestra vivienda.

Aquí quedaríamos cubiertos ante daños personales, materiales e incluiría la defensa jurídica.

Todas las coberturas anteriores son consideradas básicas por la mayoría de las aseguradoras, pero debemos prestar mucha atención a las diferentes pólizas que nos ofrecen. Pueden darse diferencias importantes según las compañías y sus correspondientes pólizas.

A través de la lectura atenta de la póliza podremos darnos cuenta por ejemplo si los daños causados por el agua cubren la reparación de la tubería más el daño ocasionado a diversos bienes, como electrodomésticos, o si el daño al contenido queda excluido.

También hay que saber que, aunque los daños por fenómenos atmosféricos estén cubiertos, la póliza puede especificar que deben darse determinadas intensidades de los mismos para que la protección se active.

Así pues, es muy conveniente realizar una lectura atenta de la póliza.

Más allá de las coberturas básicas

Puede ser conveniente que conozcamos que podemos disponer de una mucha mayor protección y asistencia más allá de las coberturas básicas.

Podemos cubrir todo aquello que nos imaginemos y así se abre un sinfín de posibles coberturas adicionales y de asistencia en el hogar.

También podemos contar con ayuda o asesoramiento técnico ante problemas que no podamos resolver, como por ejemplo instalar un dispositivo tecnológico.

Además, podemos recibir asistencia ante inconvenientes que nos surjan al no disponer de las habilidades o conocimientos necesarios para realizar trabajos o arreglos en nuestra vivienda.

Así pues, como coberturas adicionales y asistencia podemos tener:

  • Protección para nuestras mascotas
  • Protección de dispositivos: smartphone, tablet, ordenador de sobremesa y portátil.
  • Protección de imagen y sonido: televisores, reproductores, DVD, altavoces, cámaras, sistemas estéreo…
  • Asistencia informática
  • Asistencia legal
  • Asistencia en el hogar: reparación de electrodomésticos, incluyendo la mano de obra y las piezas necesarias para su arreglo.
  • Asistencia de viaje
  • Bricolaje: montar muebles, cambiar grifos…
  • Asistencia tecnológica: asesoramiento técnico y tecnológico, instalar la televisión, instalación de antenas parabólicas…

Ahora que ya cuentas con conocimiento de lo que normalmente cubre el seguro de hogar, así como posibles coberturas adicionales y asistencias extra que le puedes incorporar a tu póliza, es importante comparar diferentes alternativas.

Escoge aquella que mejor se adapte a tus necesidades, pero recuerda siempre que no compares los diferentes seguros de hogar atendiendo solo al precio.

Debes de realizar una comparación conjunta de precio y de coberturas en cualquier tipo de seguro.

Desde Hipotecas Plus te podemos asesorar con respecto a aquel seguro de hogar que puede resultar ideal para ti y tu familia ta que somos agentes exclusivos de Zurich.

¿Tienes alguna pregunta?. Preguntanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *