hipoteca-segunda-vivienda

Querer comprar una segunda vivienda implica, en la mayoría de los casos, hipotecarse por partida doble: además de hacer frente al pago de tu primera residencia, deberás añadirle a este precio el préstamo hipotecario de tu soñada segunda residencia. Y es que ya se sabe, todos los sueños tienen un precio: el de adquirir una segunda vivienda para poder disfrutar cada año de unas vacaciones en tu pueblo preferido de montaña o a primera línea de mar, implica que deberás tener bastante dinero ahorrado y unos ingresos elevados para que el banco te vea con suficiente solvencia económica como para que den la luz verde a la concesión de tu segunda vivienda. Como puedes imaginar, no es lo mismo pedir un préstamo para pagar lo que será tu vivienda habitual, que para pagar la que sería tu segunda residencia. En caso de que pases por un bache económico y necesites reajustar tus gastos, lo primero que dejarías de pagar sería la cuota de tu préstamo de segunda vivienda, ya que no es la que necesitas de forma diaria y vital. Precisamente por esta razón, los bancos se fían en menor medida de prestar hipotecas para este tipo de residencias, y optan por imponer unos requisitos y condiciones más severas que actúen como filtro. El más destacable de estos requisitos tiene que ver con el porcentaje de financiación que ofrecen las entidades bancarias. Este porcentaje no superará el 70% del precio de compra de la vivienda, contrariamente a lo que pasaría si se tratara de la vivienda habitual (en estos casos, la financiación bancaria llega hasta el 80% o 90% del precio del inmueble). Sin embargo, desde Hipotecasplus nos ofrecemos como garantía para que encuentres el banco que mejor se adapta a ti, dándote el mayor grado de financiación posible según tus características y necesidades.

Mejor hipoteca para segunda vivienda Caixabank

En el caso de CaixaBank, se fija el tope de financiación al 70%, siempre y cuando tu nivel de endeudamiento no supero el 35% de tus ingresos mensuales. Para ellos, este requisito es muy importante, ya que quieren asegurarse de tu solvencia económica antes de firmar un préstamo con cuotas mensuales que no saben si podrás pagar con tranquilidad. En este sentido, recuerda tener ahorrado más de un 30% del precio del inmueble de antemano para abonar los gastos asociados a la escritura de compraventa y de hipoteca.
En el caso de la compraventa que son:
– Notaria
– Registro de propiedad
– Impuesto de transmisiones patrimoniales (entre un 4% y un 10%)
– Gestoría.
En total, estos gastos oscilan según en que comunidad autónoma residas entre un 10% y 13% del precio de compra según en la comunidad autónoma en la que compres debido a las variaciones en el impuesto de transmisiones patrimoniales.
En el caso de la hipoteca aplicable a la mayoría de las entidades bancarias, deberás afrontar otros gastos que son:
– Tasación bancaria
– Comisión de Apertura
– Seguro de vida
– Seguro de incendios/multirriesgo
– Seguro de protección de pagos (en caso de despido improcedente o baja por accidente. Cubre 5 años)
Otra diferencia significativa entre las hipotecas ofrecidas a las primeras y a las segundas viviendas es el plazo de amortización. Mientras que, en los primeros casos, se llega a los 30 años de margen, en el segundo caso este plazo de amortización se acorta a los 20 o 25 años. En el caso concreto de CaixaBank, hablaríamos de un máximo de 20 años. Esto implicará que la cuota mensual que pagarás será más elevada, porque el subtotal del precio se divide entre una menor cantidad de años.

Comprar segunda vivienda teniendo hipoteca en Caixabank

Tal como hemos ido comentando, es más difícil que se te conceda un préstamo para una segunda vivienda que para una primera. Es posible, sin embargo, que desde el mismo banco en el que tengas contratada tu hipoteca de vivienda habitual, te hagan el contrato para la segunda. Una de las maneras más habituales de conseguirlo es recurriendo al comodín de la garantía adicional. En caso de haber acabado ya de devolver el préstamo de la primera hipoteca, puedes dejar tu residencia habitual como aval para tu segunda casa. De esta forma, las entidades bancarias tienen una prueba evidente de tu grado de compromiso con el préstamo, ya que representa que perderías mucho -de hecho, tu casa- en caso de que dejaras de pagar el préstamo para la segunda vivienda. Si nos centramos en el tema de los intereses, debes saber que pocos bancos estarán dispuestos a mantener el mismo tipo de intereses para un préstamo hipotecario de segunda vivienda que para una primera. En general, todos subirán los intereses si formalizas con ellos la compraventa de una segunda residencia, como sería el caso de CaixaBank. Además, recuerda tener toda la documentación que te soliciten a punto, ya que los bancos necesitarán pruebas graficas de tu grado de solvencia económica para poder “fiarse” de ti, económicamente hablando.

Hipoteca Caixabank para segunda vivienda 100%

CaixaBank ofrece un mismo tipo de hipoteca para todos: la Hipoteca CasaFácil. Con este producto y en caso de tratarse de una segunda residencia, tan solo podrás optar a una cuota a tipo fijo, a 20 años de amortización como máximo. Eso sí, dentro de este tipo de producto, se te dará la opción de escoger si quieres elegir la CasaFácil Fija o la CasaFácil Bonificada Fija. En el segundo caso, estaríamos hablando de unos porcentajes de intereses menores, ya que a cambio habrías contratado con esta entidad algunos productos combinados como el seguro de hogar, el seguro de vida, o la domiciliación de tu nómina. Sea como sea, no olvides que, si no te convencen al 100% estas condiciones bancarias, gracias a nuestros expertos en Hipotecasplus podrás obtener una mejor opción para ti. Nuestro papel como brokers hipotecarios consiste en hacer de intermediarios entre los bancos y los clientes, hasta encontrar la entidad bancaria que mejor se adapte a tus características y necesidades particulares.

Calcular la cuota de la hipoteca Caixabank para segunda vivienda

Finalmente, es momento de hablar de las cuotas que deberás pagar en una hipoteca para segunda residencia. Si quieres hacerte una idea previa antes de empezar a formalizar contratos, es interesante que uses el simulador de hipotecas que CaixaBank ofrece de forma online. Si rellenas unos datos indicando que se trata de una segunda residencia, así como el precio de compra de dicha vivienda o el lugar donde se encuentra, en menos de 30 segundos tendrás una respuesta de la cuota hipotecaria que deberías afrontar quieres contratarlo con esta entidad bancaria. Por otro lado, también puedes optar por consultarlo a través de nuestro simulador de hipotecas, muy rápido y sencillo de usar. Además, si tienes cualquier otra duda o quieres consultarnos algún detalle relacionado con este mundo hipotecario, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Hipoteca segunda Vivienda Caixabank
Hipoteca segunda Vivienda Caixabank
Hipoteca segunda Vivienda Caixabank
Hipoteca segunda Vivienda Caixabank
Hipoteca segunda Vivienda Caixabank
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162