hipoteca-segunda-vivienda

Entendemos por segunda vivienda aquellas residencias que compras para disfrutar de los fines de semana y las vacaciones –ya sea acurrucado frente a la chimenea de tu chalé de montaña o tumbado en la hamaca de tu apartamento a primera línea de playa-, o bien esos inmuebles que compras con voluntad de sacar un rendimiento económico, es decir, que ves como una inversión. Sea como sea, en ambos casos estaríamos hablando de segundas viviendas, y, si quieres adquirir una y necesitas pedir un préstamo hipotecario, deberás tener en cuenta qué requisitos y condiciones se te pedirán desde las entidades bancarias para podértelo conceder. En este sentido, las hipotecas para segundas residencias se diferencian de las primeras por contar con un menor grado de financiación, por fijar un plazo de amortización más corto y por pedir unos requisitos más estrictos. ¿Por qué pasa esto? Básicamente por una cuestión de seguridad por parte del banco: ellos perciben las segundas residencias como préstamos de mayor riesgo que si se tratara de una primera residencia, ya que, al no ser tu casa habitual, si te fueran mal las cosas económicamente hablando, lo que primero dejarías de pagar es el préstamo de la casa de vacaciones, y no tu residencia habitual. Lo más destacable de todo, pues, es el menor porcentaje de financiación que te ofrecerán las entidades bancarias. A modo general, ten en cuenta que te van a prestar entre un 60% y como máximo, un 70% del precio de compra de la vivienda. Esta cifra sería distinta si se tratara de una primera vivienda, donde los porcentajes de financiación suben hasta el 80% y 95%, en según qué casos. De todos modos, no te preocupes, porque desde Hipotecasplus podemos ofrecerte nuestra amplia experiencia en el sector inmobiliario para encontrar el banco que mejores condiciones de financiación te ofrezca según tu caso particular, y así conseguir que esta operación hipotecaria te salga lo más económica posible.

Mejor hipoteca para segunda vivienda ING

Si estás planeando comprar una segunda residencia a través de un préstamo hipotecario con el banco ING, es importante que, antes de tomar una decisión final, analices y conozcas bien los requisitos y condiciones que establecen para sus clientes.
En el tema de la financiación, tal y como íbamos comentado, esta oscilará sobre el 60% del precio de compra del inmueble que quieras comprar. De hecho, desde el propio banco ING, te explican que deberías tener previamente ahorrado entre un 30% y un 50% del precio de la vivienda, con el objetivo de poder pagar la parte de la compraventa que no se incluirá en el préstamo hipotecario. En esta parte de la compraventa no incluida, además del porcentaje que no te financiará el banco están los gastos asociados a las escrituras de la compraventa del inmueble y de hipoteca.
En el caso de la compraventa que son:
– Notaria
– Registro de propiedad
– Impuesto de transmisiones patrimoniales (entre un 4% y un 10%)
– Gestoría.
En total, estos gastos oscilan según en que comunidad autónoma residas entre un 10% y 13% del precio de compra según en la comunidad autónoma en la que compres debido a las variaciones en el impuesto de transmisiones patrimoniales.
En el caso de la hipoteca aplicable a la mayoría de las entidades bancarias, deberás afrontar otros gastos que son:
– Tasación bancaria
– Comisión de Apertura
– Seguro de vida
– Seguro de incendios/multirriesgo
– Seguro de protección de pagos (en caso de despido improcedente o baja por accidente. Cubre 5 años.)

Por otro lado, desde ING también valorarán favorablemente que tengas un trabajo estable y que tu nivel de endeudamiento sea bajo, no superando el 30-35% de tus ingresos mensuales. De todos modos, estos factores se aplican de igual forma para aquellos que quieran solicitar una hipoteca para la primera vivienda.

Comprar segunda vivienda teniendo hipoteca en ING

El banco ING ofrece un plazo de amortización más corto que para las primeras viviendas, que suele ser de 30 años. En este caso, se da un margen para devolver el préstamo hipotecario de entre 20 y 25 años, como máximo. Esto significa, a su vez, que las cuotas a pagar serán más elevadas, porque se reparte el total del precio de la hipoteca en menos tiempo de plazo. Es precisamente por este motivo que será necesario que cuentes con un nivel de ingresos elevado, para poder hacer frente a tales cuotas. En esta línea, en el mismo portal web de ING se habla de un posible cobro de comisión por apertura o comisión por desistimiento si se amortiza la hipoteca antes de finalizar el plazo pactado previamente con el banco. Por otro lado, vale la pena destacar que ING valorará positivamente que dejes alguna garantía adicional para concederte la hipoteca. A modo de ejemplo, si ya tienes pagada al 100% tu vivienda habitual, puedes ponerla como aval de tu segunda residencia, y de este modo los bancos verán con mejores ojos el préstamo hipotecario que estás solicitando, porque saben que tienes mucho a perder si no lo devuelves. Por otro lado, desde ING se te pedirá documentación específica para acreditar y asegurarse de que gozas de suficiente solvencia económica. En este sentido, recuerda, tal y como hemos explicado, que será conveniente que tengas unos ingresos mensuales elevados, así como un nivel de endeudamiento bajo.

Hipoteca ING para segunda vivienda 100%

ING permite adentrarse en una segunda hipoteca, aunque no hayas acabado de pagar aún la anterior, pudiéndolo gestionar de distintas maneras: – Pagar dos cuotas hipotecarias distintas, una para cada vivienda – Ampliar el préstamo hipotecario ya existente y hacer una novación hipotecaria para ampliar la cuota del préstamo y añadir la segunda residencia como garantía adicional – Rehipotecar la vivienda habitual: cancelar la hipoteca que tengas y crear una nueva con un mayor importe en el que se incluya la parte de hipoteca que te faltaba amortizar de la primera vivienda + el precio de la segunda vivienda Desde Hipotecasplus podemos analizar qué opción te convendría mejor según tu caso particular. Respecto los tipos de interés, ING permite escoger una hipoteca a tipo fijo, a tipo variable o a tipo mixto (primeros 10 años con cuota fija y posteriormente variable), también en el caso de tratarse de segundas residencias. Eso sí, normalmente se aplicará un tipo de interés más elevado que si se tratara de tu vivienda habitual. Ten en cuenta, también, que tanto en ING como en casi cualquier otra entidad bancaria, este porcentaje de intereses puede verse reducido si contratas con ellos algunos productos combinados, como por ejemplo la nómina o el seguro del hogar.

Calcular la cuota de la hipoteca ING para segunda vivienda

En el mismo portal web del banco ING encontrarás un simulador de hipoteca, una herramienta online que te permitirá calcular sin ningún tipo de complicación la cuota de hipoteca para segunda vivienda que deberías pagar en esta misma entidad bancaria. Estos simuladores son muy útiles porque, aunque se trate de un cálculo aproximado y no 100% cerrado, te permiten hacerte una idea general del dinero que deberás poner para financiar la compra de tu nueva casa. Además, recuerda que en Hipotecasplus también tenemos un simulador de hipotecas, que te ayudará a orientarte y a saber encontrar las mejores condiciones hipotecarias según tus características y particularidades. Y no lo olvides, como brokers hipotecarios que somos, te vamos a conseguir la mejor hipoteca para segundas viviendas del mercado, ¡solo tienes que contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso!

Hipoteca segunda Vivienda ING
Hipoteca segunda Vivienda ING
Hipoteca segunda Vivienda ING
Hipoteca segunda Vivienda ING
Hipoteca segunda Vivienda ING
Banco de España Eurosistema
registro intermediarios de crédito inmobiliario Número D162