¿Cómo se calcula la subida de mi hipoteca?

15 febrero, 2023 | Alba Tebar

Que las hipotecas este 2023 están más altas de lo habitual, es un hecho. La subida generalizada de precios que estamos experimentando desde el año pasado, está pasando factura. De hecho, como ya se viene indicando desde hace tiempo, no se había visto un encarecimiento igual de las hipotecas desde hacía más de 20 años.

En este sentido, el euríbor cerró 2022 con la mayor subida de un año de su historia, superando la barrera del 3%. Y en lo que llevamos de 2023, el euríbor ya se ha situado en un 3’337%. Hace falta llegar hasta el 2008 para encontrar un euríbor igual al actual.

Sin embargo, esta situación no es casual. Por un lado, tenemos la guerra de Ucrania y la era post pandémica, que han provocado un encarecimiento del transporte y de las materias primas, como por ejemplo el gas. Y, por otro lado, tenemos el papel del Banco Central Europeo, que a inicios de este enero ha vuelto a incrementar medio punto más los tipos de interés, dejándolos en un 3%.

¿El objetivo? Encarecer el coste oficial del dinero para así conseguir congelar los precios, pese a que esto pueda suponer también la ralentización de la economía. Esto sucede porque su discurso oficial pasa por poner la inflación por delante de cualquier otra preocupación. Aunque esto signifique que los tipos de interés sigan subiendo.

Pues bien, ante todo este panorama, es muy normal que estés preocupado por tu futuro hipotecario. Si tienes contratado con una entidad financiera un préstamo para tu hipoteca, es importante que estés al día de esta situación y te mantengas debidamente informado. Ya se sabe, hay que estar preparado para cualquier sorpresa o imprevisto.

Subida de préstamos variables y revisión hipotecaria

Concretamente, si tienes contratado un préstamo a tipo de interés variable, la subida de los precios hipotecarios te afectará en mayor medida. Esto sucede porque los tipos de interés variable están formados por dos elementos:

  • Diferencial. Este es el porcentaje fijo, y por lo tanto será una cuota fija que pagarás sí o sí, y que el banco no te puede modificar.
  • Índice de referencia. En este caso, casi siempre hablaremos del euríbor, que es el tipo de interés al que se prestan dinero entre sí los distintos bancos europeos, y que se revisa cada 12 meses. Por lo tanto, este valor será el que irá variando a lo largo de los años en los que tendrás que ir devolviendo tu préstamo hipotecario al banco. En otras palabras, las subidas y bajadas del euríbor (que no podemos controlar porque dependen de las fluctuaciones de la economía) significarán subidas y bajadas proporcionales en tu cuota hipotecaria mensual. Así, si el euríbor ha subido este 2023, tu cuota hipotecaria también lo hará.

Así, para calcular el interés variable que tendrás que pagar, el banco actualiza periódicamente el valor del índice de referencia (es decir, del euríbor en este caso). Esta revisión, que los bancos realizan normalmente de forma mensual, se conoce bajo el nombre de revisión hipotecaria.

Esta revisión de la hipoteca implica que el banco actualizará tu nueva cuota en función del último valor que haya tomado el euríbor. Este nuevo valor lo sumará a tu diferencial (la parte fija) para calcular así cuál será el interés que pagarás por tu hipoteca variable de ahora en adelante, hasta la próxima revisión de hipoteca. Por lo tanto, si el Euríbor ha subido respecto a la última revisión, tus cuotas se encarecerán proporcionalmente. Y, en caso de que el euríbor haya bajado, tus mensualidades disminuirán.

¿Qué es más aconsejable, una revisión hipotecaria anual o semestral?

Tal y como hemos comentado, las hipotecas variables se suelen revisar de forma anual o semestral. Cada banco es un mundo, por lo que tu caso particular dependerá de la entidad bancaria que hayas elegido para tener tu hipoteca y de su política.

Ahora bien, el saber es poder. Y en este caso, es interesante saber la tendencia que sigue el euríbor antes de firmar tu préstamo con un banco, porqué a veces te convendrá más que se revise la hipoteca anualmente, y otras veces que se haga semestralmente.

  • Si el euríbor tiende a la baja: es mejor contar con una revisión hipotecaria semestral. De este modo, se rebajará le interés con más frecuencia y pagarás antes las cuotas baratas.
  • Si el euríbor tiende al alza: es mejor tener una revisión anual. En este caso, el banco tardará más en subirte el tipo de interés y no te afectará tan de súbito el encarecimiento de las cuotas.

Ahora bien, recuerda que las hipotecas tienen un plazo de amortización (es decir, de devolución al banco) de entre 20 y 30 años de media. Eso significa que durante este largo plazo, el euríbor tiene tiempo de sufrir muchas subidas y muchas bajadas. Es decir, que resulta es imposible predecir su evolución, y, por lo tanto, es imposible arriesgarse a decir qué es lo que más te puede convenir.

Simulador de hipoteca

Sea como sea, lo mejor que puedes hacer para calcular la subida de tu hipoteca es usar nuestro simulador de hipoteca online. Desde Hipotecasplus te ofrecemos una calculadora totalmente gratuita a la que puedes acceder a través de nuestra página web, y que en cuestión de unos segundos te dará todas las respuestas que necesites. Este simulador, a partir de una serie de información personal que deberás rellenar, te calculará las cuotas mensuales que deberás pagar en concepto de préstamo hipotecario.

Por otro lado, si prefieres que te atienda un profesional y tener un trato más personal para resolver cualquier tipo de duda que te pueda surgir sobre este tema, también puedes contar con nuestros expertos de Hipotecasplus.

Somos profesionales que llevamos trabajando en este sector muchos años, y que por lo tanto sabemos a la perfección como gestionar todo tipo de situaciones en relación con el mundo hipotecario. Así que ya lo sabes, o bien puedes consultar de forma general tu cuota hipotecaria en nuestros simuladores online, o bien puedes ponerte en contacto con nuestras oficinas y te atenderemos enseguida, y sin exigirte compromiso. ¡Estaremos encantados de poderte ayudar!