¿Cuánto tarda un fondo en desahuciar una vivienda?

24 noviembre, 2022 | Alba Tebar

Adquirir una vivienda es uno de los pasos más importantes que realizarás nunca. Precisamente por este motivo, tienes que asegurarte al 100% que quieres comprar un inmueble antes de iniciar todos los trámites correspondientes, ya que es un proceso altamente costoso y, si finalmente no puedes pagar las cuotas correspondientes, las consecuencias podrían ser desastrosas, tanto para ti como para tu familia.

Al comprar una vivienda y firmar un préstamo hipotecario, te estás comprometiendo a devolver poco a poco el dinero que el banco te ha prestado. Ahora bien, a veces los altibajos de la economía familiar son impredecibles, y puede ser que te encuentres en una situación extrema en la que no puedas hacer frente al pago de las cuotascorrespondientes a tu préstamo. En este caso, puede ser que el banco o fondo emitan una ejecución hipotecaria con el objetivo de iniciar un proceso de desahucio.

En Hipotecasplus llevamos muchos años trabajando dentro del sector hipotecario. Por lo tanto, hemos tratado con muchas personas distintas y hemos experimentado con muchos casos y situaciones diferentes. En este sentido, queremos darte algunas de las claves e informaciones más básicas que deberías saber en relación con los desahucios y el impago de cuotas hipotecarias; porque ya se sabe: “más vale prevenir, que curar”. Igualmente, recuerda que si te enfrentas a algún proceso de desahucio o atraviesas una mala época económica y necesitas ayudas en tus finanzas, en Hipotecasplus estaremos encantados de poderte ayudar y aconsejar. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros, te atenderemos sin ningún tipo de compromiso!

¿Cuándo sucede un desahucio y por qué?

Un desahucio por impago de hipoteca es un proceso que puede durar varios meses, ya que no es un procedimiento inmediato, y además el deudor dispone de cierto margen para devolver las cuotas que no haya podido pagar. De hecho, según la nueva ley hipotecaria española, los plazos que se establecen para que un banco pueda reclamar un desahucio son:

  • Primera mitad del préstamo: el deudor debería haber incumplido el pago de la hipoteca durante 12 meses o bien haber superado el 3% de la deuda pendiente.
  • Segunda mitad del préstamo: ahora lo que se exigirá es que hayan transcurrido 15 meses de impagos o bien haber superado el 7% de la deuda.

Además, antes de emitir la ejecución hipotecaria, el banco deberá haber notificado debidamente al cliente el impago de la deuda y haberle advertido que, en caso de impago, se activará la cláusula de vencimiento anticipado. Entonces, será necesario inscribir las cargas o deudas que tiene la vivienda en el Registro de la Propiedad.

Una vez llegados a este punto, tu inmueble pasaría a subasta pública y se podría adjudicar al mejor postor: el banco o un fondo de inversión, entre otros. El último paso del procedimiento sería el lanzamiento del desahucio como tal. Una comitiva judicial y un cerrajero acuden al lugar para que el hipotecado abandone su vivienda.

Protección para el deudor

Si bien es cierto que todo aquél que tenga una hipoteca bajo su nombre debe de hacerse responsable del pago de las cuotas correspondientes, la ley protege a todas esas personas o familias vulnerables, que se encuentran en situaciones excepcionales y no pueden hacer frente a los pagos del préstamo hipotecario. En estas ocasiones, el Gobierno se encargará de proteger a estos deudores y por lo tanto no serán desahuciados de sus casas. Tal y como explica el portal del Gobierno Español, las personas que se pueden adherir a esta regulación, y que por lo tanto son consideradas familias vulnerables, deben de cumplir los siguientes requisitos:

  • Encontrarse en situación de desempleo o, si eres empresario o profesional, haber sufrido una pérdida substancial de ingresos o de tu facturación de, como mínimo, el 40%
  • Que los ingresos de la unidad familiar no sean superior a: 3 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), se sitúa en 579,02€ este 2022. En caso de tener hijos o personas mayores a cargo, se sumaría 0,1 veces el IPREM por hijo; y en caso de tratarse de una familia monoparental, se suma +0,15 veces el IPREM. Además, también se tienen en cuenta otras situaciones excepcionales como discapacidades (físicas o intelectuales) y enfermedades.

Opciones para detener el desahucio

De todas formas, aunque no formes parte de ninguno de estos grupos de familias vulnerables, también podrás poner remedio a los impagos de tu hipoteca. La negociación con el banco es la clave del éxito, y en esto somos expertos en Hiptoecasplus.  Una de las mejores bazas que podemos jugar es la de pactar con tu entidad bancaria una carencia total o parcial de las cuotas del préstamo hipotecario.

Para que nos entendamos, la carencia de la hipoteca vendría a ser como un “standby”, ya que durante un tiempo concreto no hará falta que sigas amortizando las cuotas de tu préstamo y además no obtendrías ningún tipo de sanción por demora. La carencia total consiste en no abonar las cuotas hipotecarias, y la carencia parcial consiste simplemente en no abonar la parte correspondiente a los intereses (es decir, que seguirías pagando, pero menor cantidad). En función de tus características y tu situación particular, desde Hipotecasplus negociaremos con tu banco lo que más te convenga, así que no debes preocuparte por nada más.

Finalmente, también hay que tener en cuenta que la mayoría de las entidades bancarias tienen lo que conocemos como “Código de Buenas Prácticas”, un mecanismo de protección de los deudores hipotecarios sin recursos o que se encuentran en el umbral de la exclusión. Este código establece que todos los bancos adheridos deberán aplicar estas medidas a las familias vulnerables que cumplan ciertos requisitos.

 

Te puede interesar el artículo que publicamos ayer 23/11/22 El Gobierno cierra un acuerdo con la banca para aliviar la subida de los tipos de interés en préstamos hipotecarios sobre vivienda habitual. 

¿Tienes alguna pregunta?. Preguntanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.