El BCE incrementa los tipos de interés un 0,50% en su cuarta subida consecutiva

15 diciembre, 2022 | Antonio Beltrán

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha vuelto a decidir el 15 de diciembre de 2022, una nueva subida de los tipos de interés.

Esta vez no es un alza de tipos tan pronunciada como las dos anteriores, las correspondientes a septiembre y a octubre de 2022 que fueron de 75 puntos básicos, pero también es significativa:  un 0,50%.

Este encarecimiento del precio del dinero en 50 puntos básicos más, se une al 2% ya existente, por lo que los tipos de interés se sitúan en el nivel del 2,50%.

De este modo las subidas de tipos de interés aplicadas durante el 2022, se detallan en la siguiente tabla:

El BCE sube los tipos de interés con el fin de que la alta inflación se reduzca en la Eurozona, es decir, en los países que han adoptado el Euro como su moneda oficial.

En noviembre de 2022 se ha situado en el 10%, y el BCE busca la estabilidad económica, es decir que la subida de precios si sitúe cerca, pero por debajo del 2%.

Actualmente nos encontramos muy alejados de ese objetivo, con un 10% de inflación. Y de ahí que haya aplicado tantas y tan contundentes subidas de tipos de interés en tan poco tiempo.

El nuevo tipo de interés situado en el 2,50%, indica que ahora el BCE prestará el dinero a los bancos europeos a esa tasa.

Los bancos europeos, en el llamado mercado interbancario, se prestarán el dinero ahora a un tipo de interés mayor, ya que lo consiguen desde el BCE a un precio más elevado que anteriormente.

Repercusión de las subidas de tipos en el Euríbor

El Euribor es un índice que indica en promedio a qué tipo de interés importantes bancos europeos se prestan el dinero entre sí.

Por ello, las subidas decididas y aplicadas por el BCE a los tipos de interés, tienen una repercusión directa, proporcional y en el mismo sentido en el Euribor.

Esto significa que si los tipos de interés suben también lo hace el Euríbor.

Como durante el 2022, el BCE ha decidido cuatro importantes subidas de tipo de interés, el Euribor ha hecho lo propio.

Y como nunca el BCE aplicó subidas tan contundentes y en un margen de tiempo tan reducido, el Euribor ha tenido el mismo comportamiento.

Por ello, también se dice que nunca el Euríbor ha subido tanto en tan poco tiempo, como lo está haciendo en el segundo semestre de 2022.

Si 2021 el Euribor finalizó por debajo del 0% y casi alcanzando mínimo histórico al cerrar diciembre de ese año en el -0,502%, el año 2022 lo terminamos con un Euribor prácticamente en el 3%.

En el siguiente gráfico podemos ver claramente el impacto que tiene sobre el Euríbor las subidas de tipos de interés aplicadas por el BCE.

Los puntos de interés vienen señalados en el gráfico con puntos rojos sobre las barras indicadoras de los respectivos valores del Euríbor.

Esto supone un importante encarecimiento de las hipotecas variables en cuanto les llega el momento de ser revisadas, ya que entre el Euribor de hace un año y el Euribor actual hay casi 3,5 puntos de interés de diferencia.

Esta subida desbocada del Euribor y el consiguiente importante encarecimiento de las hipotecas variables, ha llevado al Gobierno a cerrar con los bancos un plan de ayudas para ayudar a mitigar ese impacto de las subidas de las cuotas mensuales.

El plan de ayudas está destinado principalmente a las familias vulnerables o que entren en riesgo de vulnerabilidad a partir de la actual subida del Euríbor.

Habrá nuevas decisiones de subidas de tipos de interés en las siguientes reuniones del BCE

El Euríbor va a tener camino libre para seguir subiendo, ya que eso se desprende del comunicado emitido por el BCE al finalizar la reunión de su Consejo de Gobierno:

«El Consejo de Gobierno ha decidido hoy subir los tres tipos de interés clave del BCE en 50 puntos básicos y, basándose en la importante revisión al alza de las perspectivas de inflación, espera subirlos aún más».

Con estas cuatro subidas de los tipos de interés nos encontramos con un precio del dinero en su nivel más alto desde diciembre de 2008.

Recordemos que fue en octubre de 2008 cuando se inició la política de bajada de tipos de interés dada la severidad de la crisis financiera originada a finales de 2007.

A finales de 2008, se empezó a bajar los tipos de interés para incentivar el consumo y reactivar la economía, ahora se están siguiendo el camino inverso.

El mensaje que se traslada desde el BCE es muy claro, rotundo y a la vez poco tranquilizador. Se está anticipando más y contundentes subidas de tipos de interés para 2023, y parece ser que no serán de un cuarto de punto o 25 puntos básicos, sino de medio punto.

La idea que se estaba haciendo el mercado era que las siguientes subidas fueran de 0,25%, pensando que tampoco se puede ahogar a la economía y llegar al riesgo de que los países de la Eurozona vayan entrando en recesión.

Sin embargo, parece ser que las siguientes subidas de tipos, ya para 2023, también serán contundentes.

Podremos ver pronto con estos mensajes un Euribor por encima del 3%.