El Euribor agosto 2023 baja hasta el 4,073%

31 agosto, 2023 | Antonio Beltrán

El Euríbor retrocede en agosto de 2023 por primera vez después de 19 ascensos consecutivos y cierra el mes en el 4,073%. Esto significa una caída intermensual de 0,076 milésimas.

A pesar de que, a finales de julio de 2023, el BCE volvió a subir los tipos de interés 25 puntos básicos más, hasta situarlos en el 4,25%, en agosto el índice hipotecario en lugar de aumentar ha disminuido.

Normalmente un encarecimiento del dinero o una subida de tipos de interés por el BCE, que viene a ser lo mismo, implica un empuje al alza para el Euribor, sin embargo, esta vez no ha ocurrido así.

¿Por qué el Euribor ha bajado en agosto?

Las razones son claras y se encuentran en que el mercado interbancario se mueve más por perspectivas que por hechos y aunque el hecho último fue subir los tipos de interés una vez más en julio de 2023, las perspectivas son aquellas que indican que al BCE tiene prácticamente agotada la vía de seguir encareciendo el dinero.

El BCE ha encarecido el dinero 9 veces consecutivas, y en un año los tipos de interés han pasado del 0%, al 4,25%. Unas excesivas y trepidantes subidas de tipos para afrontar una inflación que desde el principio ya se sabía que venían desde el lado de la oferta y no de la demanda.

En otras palabras, la cesta de la compra ha subido mucho, no porque los consumidores tengan dinero a manos llenos para gastar, sino porque todo aquello que se necesita para elaborar y transportar bienes y servicios como la luz, el gas, los carburantes…se han encontrado bajo fuerte presión alcista como consecuencia de la guerra en Ucrania.

Y este fuerte, severo y continuado enfrentamiento del BCE contra la inflación, a base de subir los tipos de interés, ya está teniendo claras consecuencias.

Consecuencias económicas de la política monetaria del BCE de subida de tipos de interés

El dinero en circulación se reduce por primera vez en 13 años. La última vez que también descendió fue en los momentos más duros de la crisis financiera después de la burbuja inmobiliaria. Esta caída del dinero en circulación es una consecuencia de la dura política monetaria aplicada por el BCE en este último año. Además, los expertos y analistas indican que las continuas subidas de tipos de interés, todavía no han desplegado todos sus posibles efectos negativos sobre la economía. También es cierto, que el dato es muy reciente y podemos encontrarnos ante algo coyuntural y no estructural.

La contracción de la actividad siembra dudas sobre la estrategia del BCE. El BCE ha tirado simplemente de manual: atacar la alta inflación subiendo los tipos. Se ha querido así contraer la demanda, rebajar la actividad, enfriar la economía y que todo ello lleve a bajadas en los precios de bienes y servicios.

La operación ha sido un éxito, pero el paciente murió.

Pero puede ser que cumplir con el manual a rajatabla sea contraindicado… ya que ahora mismo la inflación en la Eurozona sigue alta, y el fantasma de la estanflación (poco o ningún crecimiento unido a alta inflación) ya está apareciendo. Francia y Alemania, están presentando índices económicos decepcionantes.

Caída de la actividad empresarial en la eurozona. Las empresas en la Eurozona se están enfrentando a importantes retrocesos en la producción. Los datos económicos están mostrando una fuerte contracción del sector servicios y una continuada caída de la producción industrial, siendo Alemania el país más afectado.

Todo este flujo de datos y de noticias ponen al BCE ante la encrucijada de tener que decidir si sigue con su política monetaria de subir los tipos de interés en septiembre.

¿Subirá el BCE en septiembre los tipos de interés otra vez?

Tendremos que esperar al 14 de septiembre, hasta la próxima reunión del Consejo de Gobierno, para saber finalmente si el BCE ordena una nueva subida de tipos, o aplica una pausa en su política monetaria de lucha contra la inflación. Christine Lagarde dejó abierta la decisión del BCE en septiembre: «Podemos subir los tipos o podemos mantenerlos».

No obstante, el mercado interbancario sabe interpretar muy bien las declaraciones de los mandatarios del BCE, la coyuntura económica, las noticias financieras que se van produciendo y por ello durante el mes de agosto el Euribor ha protagonizado un descenso después de más de un año y medio de subidas. Esta bajada puede ser un indicio claro de que la política de subida de tipos tiene poco o ningún margen y que estamos en la cima de la escalada del Euribor.

Euribor actual

El Euribor actual nos deja los siguientes datos:

– Una bajada intermensual de 76 milésimas.

– Una subida interanual de 2,824 puntos. Hace un año el Euribor se encontraba en el 1,249%

– Un alza acumulada durante 2023 de 1,055 puntos.

La subida interanual de 2,824 puntos, es la que implica un mayor impacto de encarecimiento en las cuotas mensuales de las hipotecas a interés variable.

Previsiones Euribor

En estos momentos parece ser que el Euribor se encuentra en la cúspide de una tendencia alcista ya terminada. Agosto termina con un descenso intermensual y habrá que esperar para ver si el índice hipotecario se mantiene estable en los siguientes meses, combinando pequeños descensos con subidas poco significativas o inicia ya la esperada senda bajista.

El Departamento de análisis de Bankinter pronostica los siguientes valores centrales para el Euribor de 2023, 2024 y 2025:

Con estos datos podemos vaticinar que el Departamento de Bankinter, pronostica una inflación mucho más moderada en 2024 y 2025 en la Eurozona, que podría llevar al BCE a aplicar alguna rebaja en los tipos de interés.

Con estos pronósticos las cuotas de las hipotecas a interés variable comenzarían a abaratarse en abril de 2024. Ya que en abril de 2023 el Euribor se encontraba en el 3,757%, es decir por encima del 3,70% pronosticado por Bankinter. De esta manera, con un pronóstico del Euribor en el 3,70 y un Euribor del año anterior por encima de ese valor, las revisiones de las hipotecas se traducirían en una rebaja en las cuotas mensuales.

Impacto Euribor sobre las hipotecas

Partiendo de la idea de que cada hipoteca es única, el impacto del Euribor sobre las hipotecas no desigual. Según circunstancias, como pueden ser el capital pendiente de hipoteca, el plazo restante, o el lugar de la vivienda que figura como garantía hipotecaria, las subidas de las cuotas mensuales pueden ser bien diferentes

Esta tabla está conformada por varias hipotecas con capitales pendientes desde los 50.000 hasta los 300.000 €. El tiempo que les falta son 20 años y aumentan un punto el tipo de interés por el diferencial.

 

 

La primera fila indica la cuota mensual que tenía una hipoteca con el valor del Euribor de agosto de 2022: 1,249%

La segunda fila indica cómo se queda la cuota mensual de la hipoteca con el valor del Euribor de agosto de 2023: 4,073%

La fila central muestra la diferencia entre ambas cuantías; es decir, lo que sube la cuota mensual.

Las dos filas siguientes muestran a cuánto subirá la hipoteca, si el Euribor alcanza el 4,5% o el 5%.

*Por tanto, son datos no reales.  El Euribor no ha alcanzado esos valores.

Una hipoteca con un capital pendiente de 100.000 euros, con un plazo restante de 20 años, con un punto diferencial sobre el Euribor y que se revise con el dato del Euribor de agosto de 2023, experimentará una subida en la cuota mensual de 146 €, pasando de una cuota mensual de 518 € a 664 €. Todos estos datos son aproximados.

Conseguido el primer descenso del Euribor

El Euribor cierra agosto de 2023 con un descenso después de más de una año y medio de subidas continuas.

Puede ser el primer brote de verde de esperanza para los ciudadanos con hipoteca variable. Parece ser que hemos llegado a la cima de una escalada demasiado pronunciada. Recuerda que ya pronosticábamos desde Hipotecas Plus que nadie puede esperar que cualquier índice, tasa o indicador que experimente un crecimiento tan pronunciado, no se encuentre lleno de volatilidad y que no le espere una importante caída. Puede ser que estemos en los inicios de la misma.

Así que debemos de ver esta primera caída con ilusión y esperanza.

Hay que tratar de superar los momentos difíciles, pensando que un futuro mejor se encuentra cada vez más próximo.

No hay etiquetas asociadas a esta publicación.