¿Es necesario tener seguro de hogar si no resides en la vivienda?

5 enero, 2023 | M Aparicio

Last Updated on 1 año by Antonio Beltrán

Cuando se tiene una segunda residencia o una vivienda en la que no residimos, al menos habitualmente, se nos generan muchas dudas en referencia a los seguros con los que debemos dotarla.

Frecuentemente, nos hacemos esta pregunta: ¿Es necesario tener seguro de hogar si no resides en la vivienda?

Debemos saber que un seguro de hogar nos va a servir para proteger a la misma vivienda y por ende a nosotros mismos y nuestro bienestar.

Hay que tener en cuenta, respecto a los seguros, que una cosa es la obligatoriedad y otra la necesidad o lo recomendable que pueda resultar una póliza para un bien determinado.

Existen pólizas ineludibles, es decir, totalmente obligatorias, como por ejemplo las de coche o moto, pero muchas otras son voluntarias.

Respecto al seguro de hogar, es obligatorio contratarlo para la cobertura de daños como los provocados por incendios, si suscribimos una hipoteca sobre la misma vivienda.

Pero la normativa española no señala ninguna obligatoriedad de contratación de seguro de hogar, a no ser que la misma se encuentre hipotecada.

No hay que bajar la guardia en el seguro de hogar si no resides en la vivienda

Si ni siquiera existe la obligatoriedad legal de contratar seguro de hogar en nuestra propia residencia habitual, para una vivienda en la que ni siquiera resides puede existir la tentación de bajar todavía más la guardia.

Y no contratar un seguro de hogar si no resides en la vivienda puede resultarnos muy perjudicial.

Una cosa es la obligatoriedad y otra la necesidad. Y es más que evidente, que podemos fácilmente tener que hacer uso de los seguros de hogar tarde o temprano.

Puede que incluso sea más necesario tener un seguro para la vivienda en la que no residimos, que para la habitual.

¿Por qué?

En una vivienda que no residimos, pueden pasar periodos prolongados de tiempo en la que no la revisemos en absoluto y con el paso del tiempo y el abandono todo se puede deteriorar con mayor facilidad.

Si no estamos al tanto, para ir reparando aquello que se deteriora y evitando daños que pueden provocar los deterioros que se van produciendo, puede que finalmente esa vivienda en la que no resides se convierta en un lugar peligroso.

Es muy importante la responsabilidad civil del seguro de hogar si no resides en la vivienda

Podemos encontrarnos con situaciones realmente muy preocupantes, en las que esa peligrosidad en potencia, por el deterioro y el abandono de la vivienda, se materialice en daños a terceras personas.

Da igual que residamos o no en una vivienda.

Con independencia de que ese inmueble se encuentre habitado o no, la responsabilidad civil como consecuencia de daños a terceros va a recaer sobre el que tiene la propiedad de la vivienda.

En definitiva, fácilmente necesitaremos tener un seguro de hogar si no resides en la vivienda y por tanto es altamente recomendable tenerlo.

Es una forma de sentirnos tranquilos y protegidos con respecto a esa vivienda que no residimos.

Y al proteger esa vivienda no residida, también estamos contribuyendo a nuestro bienestar y a que nuestra economía no se quiebre en cualquier momento en el que suceda algo.

Imagínate que el tejado de esa vivienda en la que no resides, a consecuencia del paso del tiempo y de la climatología, va deteriorándose más rápidamente de lo que pensamos y finalmente se desprenden partes, que ocasionan daños considerables a un tercero.

Puedes fácilmente también imaginarte el costo económico y emocional que puede suponer esa grave incidencia.

Así pues, la responsabilidad civil es lo primero sobre lo que te recomendamos que prestes atención en esa vivienda en la que no resides.

Fácilmente puedes utilizar más el seguro de hogar si no resides en la vivienda

El hecho de no residir en una vivienda, puede que por muchos y variados motivos, nos lleve a hacer un mayor uso del seguro de hogar con respecto a la vivienda habitual.

Por ello, conviene no ser demasiado parco a la hora de dotar de cláusulas para las residencias no habitadas.

En los tiempos que vivimos, suele ser bastante recurrente pensar que los inmuebles en los que no residimos pueden llegar a ser ocupados ilegalmente.

Por esta razón, existen cláusulas especiales en los seguros de hogar que nos proporcionan una buena protección jurídica ante estos infortunios.

Ante una ocupación ilegal, vamos a necesitar los servicios de abogados y procuradores y si nuestro seguro de hogar nos los proporciona, nos evitaremos muchos costes económicos y quebraderos de cabeza.

Utilizar el sentido común con el seguro de hogar de vivienda no habitada

Te aconsejamos que contrates la póliza de seguro de hogar con mucho sentido común y muy especialmente si se trata de una vivienda en la que no resides.

Debemos encontrar el ajustado equilibrio entre no quedarnos demasiado cortos en las coberturas, ni tampoco sobreprotegernos en exceso.

En la contratación de cualquier seguro, y por supuesto en la del seguro de hogar de una vivienda que no habites, no se trata tampoco de decir a todo que sí, al comercial de la aseguradora.

Prepararse antes de contratar el seguro de hogar

Antes de la cita con el profesional de la aseguradora o antes de aceptar un seguro vía online conviene reflexionar y habernos preparado.

No podemos caer en la improvisación.

Si contratamos a la ligera y lo hacemos sin haber pensado bien previamente, es muy fácil cometer errores.

Y ello nos puede provocar perjuicios económicos en el presente, si contratamos cláusulas que no necesitamos, y en el futuro si no nos hemos cubierto bien.

¿Qué preguntas nos debemos de hacer previamente a la contratación del seguro de hogar?

En el seguro de hogar para una vivienda en la que no resides te deberás hacer preguntas como las siguientes:

¿Cuál es el estado general en el que se encuentra la vivienda?

¿Aunque se encuentre en bien estado, existen determinadas dependencias de la vivienda o zonas de edificio que muestran un mayor deterioro?

¿Qué peligro pueden revertir las partes más dañadas?

¿Nuestra vivienda no habitada se encuentra en una zona mucho, poco o nada transitada?

¿Existen objetos de valor en su interior?

¿Se encuentra la vivienda en la que no residimos en una zona donde existen casos de ocupación ilegal?

Debemos de saber que los seguros de hogar pueden hacerse cargo del continente, del contenido y por supuesto de la responsabilidad civil.

Es importante que no veas el seguro de hogar, incluyendo el seguro de hogar para una vivienda en la que no resides, como un gasto evitable e innecesario.

Los seguros debemos de contemplarlos como un estilo de vida con los que ganamos en seguridad y bienestar emocional y también por supuesto como una inversión, por todo lo que puede llegar a ocurrir.

Te pueden interesar estos otros artículos_

  1. ¿Qué cubre normalmente el seguro de hogar? 
  2. Los seguros obligatorios para pedir una hipoteca
  3. El seguro de hogar y su vinculación con la hipoteca